martes, 23 de agosto de 2016

Pasaba por ahí. Decir que hay poco roballo por el occidente astur es poco. Pero entre poco y nada salió éste, al Sandy del demonio...


lunes, 22 de agosto de 2016

Hoy estuve en la romería de San Timoteo. Un par de horas, antes de que el Prado se saturase. Mi cuerpo ya no pide fiesta como antaño. Un sentimiento de nostalgia e impotencia me embarga. Entre las copas de los árboles y yo se estableció una momentánea compenetración. ¡ viva San Timoteo!




El mar ya perdió fuerza. Volveremos a la "nada" habitual. A ver cómo se presenta el panorama estas próximas mareas. Ilusión sí, pero menos. Noto la entrada en plena madurez. De la mejoría me separan unos 15 kilos. Intentaré cuidarme, como forma de poner coto a algunos desperfectos...







domingo, 21 de agosto de 2016

El mar trae lubinas. Mar grande, vigoroso. En ocasiones, daba miedo. En un spot lubinero esperaba más. Toque bastantes ejemplares, pero la mayoría colegiales. Si las guardase en un pozo darían imagen de una pesca generosa. No vale la pena, y así fueron una a una retornando a su casa. Me quedé con la única que daba mi talla de referencia, de unos 2,4 kilogramos. No obtuve respuesta de roballos, que deberían estar ahí pero no están...algo es algo...





sábado, 20 de agosto de 2016

A finales de agosto suele venir un periodo otoñal. Este año tal es así, como demuestra un ligero temporal que pasa sobre nuestras cabezas.

Ayer por la tarde bajé a un spot que estaba al límite, dado la patente fuerza del mar. No obtuve respuesta, algo que ya se ha convertido en cotidiano por la costa asturiana.

No obstante, intentaré hacer unas salidas con el objetivo de cortar de cuajo con esta aciaga temporada.

 Pronto estaré vareando por Coruña, ampliando el panorama y las posibilidades.




viernes, 19 de agosto de 2016

Ahora sopla un aire cálido de sudoeste. No llueve aún, pero querrá. Agradable, bonancible, deseado...contemplando la bahía que da acceso al puerto de Luarca, desde su Atalaya más reconocida, escribo.



Antes de ayer, el mar se revolucionó levemente. 



Así que decimos hacer nuestra excursión anual a la costa de Loiba.

El ya famoso banco, desde cuya posición se contempla la serie de playas de Castro, fabega, el carro...es objeto de peregrinaje. Hasta se ha montado un chiringuito, ja,ja.

Para mis pupilas, la vista es la misma que hace 23 años, la primera vez que visité Picón. Y me sigue produciendo sentimientos tan románticos como entonces, aunque ahora sea un cincuentón...

Nos esforzamos, con lances en todas las posturas. Alguna roballiza salió a los paseantes. Las algas, por doquier. Tuve una clavada tremenda, pero soltó.

Nada reseñable en cuanto a pesca, como veis, pero una jornada agradable y de insuperable buen humor. Claro está, junto a mi colega Pin, el mejor...








martes, 16 de agosto de 2016

sábado, 6 de agosto de 2016

Mira que lleva años en el mercado. Tal vez mi amor loco por el patchinko...y no había probado el xorus frosty. Así que veremos...








El arashi (storm) funciona bien. Un top water de formas ortodoxas y buen precio. Funcionará, incluso con estos colores bass...








viernes, 5 de agosto de 2016

Ayer le di otra oportunidad a los óleos. La marea me dejó pasar, ya tarde. El crepúsculo, maravilloso;las roballiza, desaparecidas...












jueves, 4 de agosto de 2016

A la cuarta...¡ ni a esa!... Con un mar de fondo, cojonudo...visitando puestas bien buenas...tres roballiza pequeñas, o sea, notificación clara de cómo sigue el asunto por el occidente astur.




Estos cinco  ( más uno) modelos son los que uso. Con todos he pescado excelentes piezas; todos aúnan capacidad de lance, natación perfecta y estabilidad en aguas agitadas.


El sandy andy fue el último en llegar, pero está claro que se va a quedar. Pesco con el de 42 y 62 gramos, aunque el de 22 gramos irá igualmente perfecto. Mucha capacidad de lance, una endiablada acción y buena estabilidad; en el debe, anzuelo mejorable y precio alto.





El balt de ecogear me ha dado grandes trofeos. Uso el de 6 pulgadas y biga de 40 gramos. El conjunto está muy bien compensado. La acción es brutal, pues el diseño impecable y el material muy soft. El color sardina el que mejor me ha respondido. Entre los defectos, material algo blando que se rompe en dorso y dificultades para adquirirlo.






El savage sand eel , un clásico por el que sigo apostando, tras tanto robalo. Acción contundente, suficiente resistencia y fácil aprovisionamiento dada la extensa distribución. Las cabezas de 29 y 42 gramos lo convierten en un arma mortal. El color dorso verde es el que más ha pescado.




Black minnow 40 gramos con cuerpo 14 cm. Es el mejor, aún cuando la cabeza de 30 es más pescadora, pero si precisas distancia y estabilidad, mejor la offshore. Sigue siendo caro y se deteriora pronto, pero merece la pena contar con este vinilo.




El biga 4'5 mackerel con cabeza biga 40 gramos, sigue triunfando en su tercera temporada. El más económico montaje de vinilo, con el que he conseguido mejores robalos estos tres años. Estabilidad, lance, acción vibrátil intensa a baja velocidad. Un shad de virtudes increíbles, que se ha adecuado como un guante a mi técnica de pesca. Lamentablemente descatalogado...




El ultraeel de storm, que tuvo años atrás una frenética temporada. Acción muy buena de un cuerpo genuinamente alargado, y muy buena distancia lance, pero anzuelo débil en las cabezas  de 40 gramos.





Pero si no hay roballos, ya puedes quemar el brazo...