lunes, 16 de septiembre de 2019

Me están reparando el saltiga 4000 y el Stella 5000 SW-A. Tengo el twin power 5000 SW-A y el XD. Carretes aprovechados, simples herramientas, no artículos decorativos en un trastero.

No tenía pensado comprar un carrete nuevo (y bueno, sí, pensaba en el van staal vr...) y menos en un Certate LT a casi 500 euros. Para mantener esta promesa lo mejor es aislarse de toda la propaganda que inunda la red. Pero claro, al ver la oferta que me llegó a mi email, pues no me pude resistir.

Así que el Certate 2016 3500HD me acompañará este invierno. No se podía perder la oportunidad...

También aproveché y compré la jig caster 106 H. Haré un equipo para dar cera estos meses venideros.

https://www.daiwa.com/jp/fishing/item/rod/salt_rd/jig_caster/index.html

Saludos y al loro...







Probado el carrete. Va bien, con potencia, pero no almacena el trenzado tan eficientemente como el TP XD ( Último carrete de categoría que he comprado, ya con tiempo de uso). Pesa unos 400 gramos pero esto no es un problema, pues lo adaptaré a pesca extrema con cañas de 300 gamos shore jigging y similar. Creo que le sacaré un gran partido.  Jamás lo hubiera comprado, pero 200 euros es una ganga casi irrepetible.

 

domingo, 15 de septiembre de 2019

Inmerso en la serena paz de un domingo en Razo, espero implorando que la mar grite de pena y el viento azote la vereda. Al mar me llegaré, soñando con ese bagel que al arrecife llega cargado de tesoros, que son las lubinas que deseo.

martes, 10 de septiembre de 2019

Westin nos da otra herramienta que va a mejorar nuestras expectativas. Una ondulante ligera que debemos conducir con la puntera baja y a reducida velocidad y habilita espacios someros donde jigs pesados para ese volumen tropiezan demasiado.

Le añadí una escabela que solo hace realzar el movimiento. No se deben esperar lances como con un jig de 50 gramos, pero las distancias son apreciables a pesar de contar con solo 26 gramos.


Otra perspectiva que arroja nuevas posibilidades que se han de aprovechar.


lunes, 9 de septiembre de 2019

No fue hasta mediados del año 2017 cuando brotaron las semillas que seguramente esperaban por mi madurez. Ahí anidaban, tranquilas, acopiando experiencias que tal vez un día podrían ver la luz de primavera. Ese retraso, parcialmente convenido con mi existencia superflua, dio lugar a una explosión cuya intensidad no me esperaba.

Del primer libro ( "Diez otoños de un pescador triste"), recopilado a partir de aquellas estelas dejadas atrás por una serie de personajes que a mí acudieron solícitos, hasta la fecha, son siete relatos ( de los cuales ya han sido editados oficialmente 5). No ha sido un trabajo por encargo, sino que, simplemente, vinieron en busca de alguien que los sacara de su anonimato.

Dispongo de otros trabajos, centrados en la pesca deportiva, que no han sido expuestos al público escrutinio. Solo uno, relativo a la pesca del sargo, fue publicado en internet y con un formato de libre acceso. Del resto guardo  los manuscritos que quizá algún año puedan salir de su clausura.

Este blog siempre ha estado abierto a compartir inquietudes que tengo fuera de lo que es mi mayor pasión; de hecho, habéis sido testigos de mi afán por lograr una calidad  satisfactoria en cuanto al soporte fotográfico y no es menos mi interés por la poesía y la narrativa de tientes románticos. Al respecto no pienso sino incidir en estos apartados, pues mi corazón tira por ese lado y no soy yo quién dominar a un viejo y desbocado órgano llamado a impulsar, como tormenta de abril, lo poco que de mi vida quede.

Por ello iré desgranando, de tanto en cuando, aspectos consustanciales a mi producción editorial. Bueno, no me gusta esta expresión: más bien dejaré una humilde huella de aquello que interrumpe mis vigilias entrando a saco con seres que en un mundo paralelo al mío llegan para contarnos algo, espero que importante.

Saludos cordiales.



domingo, 8 de septiembre de 2019

Concluye una temporada más. Un verano que califico como decepcionante. El año pasado, entre mediados de agosto y mediados de septiembre, pesqué 7 buenos roballos. Esta vez me he conformar con un pez de categoría, así están las cosas.

Y venía el tiempo de un fracasado julio, que fue nefasto si también lo comparamos con el anterior.

Mala cosecha de estío, porque en definitiva, lo que persigo son peces. En este complicado camino encuentro vivencias y nuevas experiencias; pero el objetivo está ahí, y he de ser sincero al respecto.

Creeré como siempre en la Buenaventura que tanto me ha dado. Cada estación es una menos y ya tengo papada y canas en las cejas, junto a molestias de todo tipo ligadas a la edad . Pese a ello, la ilusión siempre ha prendido en mí, desde chaval, cuando no veía el momento de volver a casa si picaban los farrios.

Enfin, ya estoy pensando en la marea de la tarde, que quizá aproveche,  ya por otras tierras que también adoro.


viernes, 6 de septiembre de 2019

Viento del este y mar de poniente; mareas cortas, cuadraturas para luna llena; lubinas que no aparecen...panorama tan habitualmente detallado en este espacio donde pragmatismo y romanticismo hallan un delicado equilibrio.

Largos paseos por Luarca, cabo blanco,y Tapia y Serantes, buenos mares sin respuesta. No decaigo: es más, esta tarde volveré a  refugio del Levante en donde yo me sé.

Las mareas vienen y van, yo estaré aquí poco más...








miércoles, 4 de septiembre de 2019




 ¿Disfruta el sol en su diario estertor nocturno dándonos un premio inmerecido ? ¿Es así de caritativo que nos regala estos ocasos que desencadenan una secuencia de neurotransmisores capaces de liberar un torrente de hormonas ligadas al placer?



domingo, 1 de septiembre de 2019










Vale, se me olvidaba algo importante. Es la vejez...


sábado, 31 de agosto de 2019

Un larguísimo periplo, dar la vuelta al “planeta” pesca para volver a lo de siempre. Lo “antiguo”, en ocasiones de forma peyorativa en función de las nuevas técnicas, de las “modernidades”. Me sumé, por pura curiosidad. Gasté tiempo y dinero, demasiado.

 Es de respetar que cada pescador encuentre su mejor manera. Pero los cada día más escasos roballos de costa merecen un tipo de entrega  muy especial, que no es ni más ni menos aquella fórmula que nuestros antepasados manejaban.

Dedicar horas a recorrer playas y rias con equipos ligeros constituye un saludable ejercicio. Pero los agujeros son unos pocos y siempre difíciles. Es pactar con el diablo en salidas cortas, fantasmagóricas al orto y al ocaso. Ahí donde ejecutar ese prometedor lance, unos cuantos como mucho. Allí donde perder la vida en un momento...Y decirse a uno mismo: “ nada, no andan por aquí, mañana más…”

Esta es la esencia del verdadero pescador de robalos. Pero cualquiera tiene derecho a sentirse pescador de lubinas, no soy quién para negar esa ilusión.

jueves, 29 de agosto de 2019

Esto deberíamos llevarlo siempre. Un día nos podemos arrepentir.


miércoles, 28 de agosto de 2019

Desastroso mar. Buena altura de ola pero un periodo larguísimo. Madrugué y ahora mismo me tomo un vino en Villapedre. Ni tirón. Mal agosto, no todos van a ser buenos. Esta tarde Dm lo seguiré intentando, al este.

Tenía un vadeador por estrenar y unas botas compradas hace un par de semanas. No espero mucho pero si me duran unos meses me conformo.

 Saludos a los pescadores.












martes, 27 de agosto de 2019

Le cuesta el inicio, pero ya bate algo. Buen mar para paseantes rock, como el excelente producto de rapala. No hay fisuras en este top, un pencil acojonante. Me compro tres por dos patchinkos.

A ver cómo se da...



Mañana lo intentaré de nuevo.


lunes, 26 de agosto de 2019

Preparando algún combinado para el mar que viene.

Un Westin salty de 26 gramos con una escabela anguill de ragot; un jig para de Major Craft con otra, roja; un more silda de 50 gramos con un raglou tigre.




Estos no fallan. El Westin no lo probé. Solo 26 gramos pero podrá moverse con soltura en zonas someras y puede ser un gran aliado.


No pude con la tentación y compré el doble combo del BM en el espectacular color black Mullet. Esto va a afeitar, seguro.




sábado, 24 de agosto de 2019

La inocencia de un chaval en sus primeros contactos con esta pasión. No encuentro nada más elevado ni alentador. Tengo que mirar atrás 47 años para verme en esta escena. Es un vacío salpicado de Oasis de etérea felicidad. Espero que él pueda disfrutar tanto o más que yo.




Elimino  con carácter definitivo todos los enlaces a blogs y similares. Esta decisión, que ya tiene antecedentes, espero no cause ningún resentimiento; no puedo hacer menos que aquello que indica mi forma de entender la vida. Será injusto con algunos pero hará justicia a mi naturaleza independiente y ajena al corporativismo.

Estoy asqueado de las polémicas vacuas y de las disertaciones estúpidas en las que otros se se sientem cómodos.  Este es un espacio abierto pero que ha madurado al punto de entenderse como un medio de expresión de limitada expansión,  destinado a contar algunas vivencias y apostar por la calidad de contenidos.

No hay una marca comercial RTS ni la habrá previsiblemente en el futuro. Si estáis ahí, bien; en caso contrario, todo seguirá igual mientras yo o el destino así lo decida.

Este formato se mantendrá sine die, la decisión es congruente y espero sepáis estar a la altura.

Un cordial saludo.

jueves, 22 de agosto de 2019

Con tiempo de este bajan las opciones. Pero un largo paseo llena el espacio vacío. Cada marea estoy más alejado, pero aquí me tendréis para ofreceros instantáneas de aquello tan bello que yo admiro como la fuente de la que manan ingredientes que desarrollan mi imaginación y me dan fuerzas para seguir luchando.



El maíz medra rápido. El tiempo es tiempo. En este periodo yo también envejecí. Soy un maíz maduro, pero vigoroso aún.



martes, 20 de agosto de 2019

Buscando siempre esa puesta de sol, y esa fotografía que sirva al grato recuerdo. El mar me queda muy grande. Su fuerza me humilla y lo sé. Lo acepto y fío a la suerte salir bien de nuevas aventuras. No hay nada como la gran marejada, nada me estimula tanto. Mientras mi cuerpo lo permita, seguiré ese camino. Pertinaz viaje tras los grandes roballos, siempre escurridizos, siempre en donde te pueden hacer daño.





sábado, 17 de agosto de 2019

A ver si esta tarde  entra mar otra vez. Hoy madrugué pero ni me cambié. Tomé un café con un bocadillo en Villapedre y vuelta a casa. Aproveché para pegar vinilos. No tengo un Sandy nuevo, todos son usados. Pero me sirven y paso de pagar cuatro euros por una cabeza, es mucho. El artic de HTO va bien con las cabezas Sandeel  de savage. Bueno, estas cabezas de 42 con la tija corta es que son de lo mejorcito y siguen mereciendo la pena pues no conozco copia que les llegue a la canilla. Vale, esperaremos tranquilos a la marea y a ver si hay suerte.





viernes, 16 de agosto de 2019

Un pequeño relato, que de forma humilde esconde una  amplia perspectiva acerca del alma humana.  Es imposible profundizar en la psicología de un asesino. Un inspector, hace treinta años; un comisario provincial , en la actualidad...confluyendo las vivencias, las frustraciones y los recuerdos con añoranza de aquel maestro de antaño.




domingo, 11 de agosto de 2019

Siempre es así, o parecido
 Le cayó en la boca, está claro. Muy fuerte, no es fácil entre rocas, laminarias ( este año medraron) y corriente de bajada. Se estrena la solpara, buen artilugio sin vaciar la cuenta corriente.

Mañana más...