lunes, 24 de noviembre de 2008

Más sobre Edad - longitud -Peso Lubinas

Las hembras toman peso con superior velocidad que los machos.
Hembras: en el momento de madurez (5-7 años en el mar Cantábrico, 4-5 en mediterráneo) alcanzan los 38-40 y los 27-30 centímetros respectivamente.
Machos: (4-5 años, 3-4 años) los 36-37 y 25 cm respectivamente.
Las diferencias en el gradiente longitud / peso son notorias dependiendo del sexo (hembras mayores), época (más gordas en el periodo inmediato anterior a la reproducción) y alimentación (con alimento “ad livitum” engordan mucho más). Sirva de ejemplo que un ejemplar de unos 68 centímetros de longitud (talla media-alta y muy representativa de la especie) puede alternar desde los 2,8 kilogramos a los 3,8 kilogramos (incluso con puntos más alejados). Un róbalo hembra de unos 85 centímetros capturado en febrero puede pesar hasta cerca de 7 kilogramos. Un macho, de igual longitud, tras la freza puede no llegar tan siquiera a los 4,5 kilos si es que llega (extrema delgadez). Por ello se intenta representar un “arco” probable de pesos.

La edad fue determinada a partir de los anillos de crecimiento dispuestos en las escamas (elegida una del primer tramo de la línea lateral), contadas sobre alguna captura personal realizadas en áreas diferentes pero situadas en la franja litoral noroeste de la Península Ibérica. Sin embargo, el modo ideal y seguro consiste en la extracción de un otolito y la cuenta de los anillos calcáreos tras someterlo a una disección. Este proceso, harto complicado, queda en manos de expertos en la materia.


Las dimensiones máximas que puede alcanzar están entre los 90-100-105 centímetros de longitud y los siete a diez kilogramos de peso. Se han evidenciado ejemplares de 12, hasta los 14 kilogramos, cifra magna y que puede parecer el límite viable para la especie.
No obstante, la más grande de la que tengo noticias (sin posibilidad de confirmación, a través de prensa escrita del Principado, hemeroteca de enero de 2007) fue pescada -profesional- en Cudillero (Asturias), dando en la báscula ¡¡¡17,800 kilogramos!!!. Este ejemplar, magno representante de la especie, “se sale” de los límites biológicos (15 kilogramos) establecidos por todos los medios divulgativos a los que he tenido acceso.
Pese a esta -y otras- excepciones, que confirman la regla, hoy en día es harto complicado tropezar con especimenes que den siquiera un volumen aproximado a esas tallas (además serían complicados de echar a tierra con una caña), pero todavía se puede considerar que abundan individuos de buen tamaño, entorno a los 3 a 5 kilogramos, con una longitud variable entre 68 y 85 centímetros.
Sí proliferan las pequeñas lubinas en fase de reclutamiento; de maneras gregarias, aparecen en las desembocaduras de ríos y a lo largo de las playas, sobre todo durante la primavera, y no sobrepasan los 300 gramos (entre uno y dos años de vida). Debo decir que la talla mínima en el norte es de 36 centímetros y en el litoral mediterráneo de 25 cm. Para este cálculo se toman las edades reproductivas, es decir, la madurez sexual habitual en sendos mares.


Vemos una escama de una lubina de 48-51cm de longitud. Suponemos que llevará una o dos temporadas de freza. Se aprecian perfectamente ( pesar de lo borroso de la imagen) 6 -7 anillos de crecimiento. Deduzco que se trata de un macho, que alcanzan madurez algo antes que hembras, en teoría.


Abajo, una escama ctenoide de una lubina de 90-91 cm. Se cuentan, en precario, unos 11 anillos; pero la zona central se compacta de manera que es complicado. Extraje varias y todas me presentaron igual problema. Teniendo en cuenta que en lubinas de 77-84 cm encontré hasta 13-14, inmagino que el área compacta albergará 5 o 6 como mínimo, pero es complicado. Podemos caer en la tentaación de dar una hipótesis plausible de unos 15 años en adelante, sin riesgo a equivocarnos.


En esta foto se aprecia la diferencia de tamaño de tres escamas de lubinas de muy diferente tamaño.


Enlaces relacionados

3 comentarios:

  1. Una vez más, gracias por la interesante información, Carlos. Viendo que, como informas, es harto difícil extraer la cuenta del número de anillos de las escamas pertenecientes a los individuos de mayor talla, y que existe una correlación evidente entre la talla de la escama y la talla y edad del individuo, vinculación lógica debido al crecimiento radial de las escamas... ¿No sería posible establecer una hipótesis relacional entre el tamaño de la escama y la edad del individuo, basandose en un proceso de inferencia estadística? Es solo una idea, tal vez disparatada, pero creo que podría ser un modo relativamente sencillo de aproximar linealmente la edad, si se consiguiese obtener la progresión estadística.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. GRacias a ti, Surk.

    Pero no hablo de correlación entre tamaño de escama y edad. Eso no lo sé, pero sí lo dudo. Dependiendo de la alimentación, y el aceso del pez a una fuente ad livitum , el grosor de cada anillo varía e unas temporadas a otras. POr tanto , es posible deducir que el conjunto de ellos, que dá lugar al tamaño gobal de la escama, originará un tipo y proporción diferente. Es lo que supongo, pero a partir de ahora miraré proporción entre tamaño escama y longitud de lubina en algún caso.

    Todo este trabajo es complicado y ,además, está hecho con un vago sistema científico. LAmento desconocer trabajos españoles (con lubinas salvajes), que no adolezcan del limitado rigor con que se ha efectuado este humilde estudio.

    UN saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una vez mas interesantisimos datos que almenos para mi son muy interesantes, gracias por compartir todas estas informaciones con nosotros.
    Es que como pude ver en las estadisticas tienes como referencia lubinas de menos del kg hasta un robalo de mas de 9 kg, y nunca habia visto estas escamillas por que los de menos de 10 kg los suelto todos.........jejejeje
    saludos...

    ResponderEliminar