domingo, 24 de mayo de 2009

Nerviosos, pero con idiosincrasia propia...

Tide minnow CD

 

Lance y Sistemas de transferencia/equilibrado: alto. Las bolas no hacen falta a un desarrollo basado en una aerodinámica de primer orden, y en una densidad de materiales estupendamente concebida.

 

Diseño: me entusiasma la forma. No hay demasiadas exhibiciones, al contrario: forma de pez ahusada, ni delgada ni obesa, sí fornida. Cabeza preciosista, con mandíbula, opérculo y líneas secundarias conseguidas. Ojos rasgados (del gusto oriental, cómo no) rellenos de amplias pupilas. En el interior, nos percatamos de los insistentes sonajeros.

 

Acabados: Clásico de DUO. Buenas pinturas, con unas costillas manifiestas y estampación global de toda la superficie, sin dejar zonas desnudas. Un sellado que no ha presentado problema, y mira que he usado señuelos de esta marca.


Resistencia: La capa sufre excoriaciones cuando se somete a una manipulación exigente. Los golpes en rocas dejan mella. DUO fabrica señuelos con cierto grado de garantía, si bien los desconchados suelen estar a la orden del día, como sucede con otras marcas. Ojos asentados firmemente, babero recio, anillas externas consistentes, detalles que hacen presagiar un largo futuro en contacto con la sal marina.

 

Anzuelos: japoneses Owner, de los ya tan conocidos y que tanto ensamblan los fabricantes. De lo mejorcito, aunque siempre diré que irá mejor un ST56 que un ST46 (muy “blando" para lubinas de porte, os traslado mi experiencia). Lástima que no hayan optado por triples como los Decoy Y-S21, que tiene un comportamiento más recio.

 

Acción: apabullante. Se hunde. Es un CD (countdown), de los cuales no hay muchos ejemplos en el mercado (rápala dispone de un minnow legendario), y tampoco tenemos porqué hacer mucho caso. Baja a cierta velocidad, y al final no nos dedicarnos a contar segundos, sobre todo debido a que practicamos spinning en áreas que no suelen sobrepasar - ni de lejos- los 2-3 metros. Pero, sí debemos tener cuidado, sabiendo que por su acción será factible pararlo a la profundidad deseada, evitando rocas indeseables.


Luego, toda una parafernalia de movimientos: jerking, con paradas y recogidas...demostrando un tambaleo (wobbling) evidente y un “rolling” que maravilla. No hace falta mucho: un toque con la puntera y recuperar lentamente; no defraudará ya que a cadencias mínimas mantiene una vitalidad digna de encomia, virtud que avala los esfuerzos de la marca por crear un plug único.

 

Profundidad de acción (aproximado): variable pero entorno al metro.


2 comentarios:

  1. Carlos, éste minnow que nos presentas me encantó hace algo más de tres años, desde el primer lance que realicé con él.

    Muy buena acción, muy buena distancia de lance y tamaño reducido como para que la lubina más reácia se tire a por él.

    Saludos,

    Mustu

    ResponderEliminar
  2. Hola Santi, gracias por el coemntario.

    Sí, es un DUO y es dice mucho . Se lanza bien, es preciso y se hunde, ...o sea, bueno pra pasarlo cerca de bajos, a ver si hay alguna.

    ResponderEliminar