jueves, 28 de mayo de 2009

Nerviosos, pero con idiosincrasia propia...

x-92 Edonis

 

Lance y Sistemas de transferencia/equilibrado: medio-alto. Las habituales bolas se sustituyen por una barra de metal. Está libre dentro de un túnel. Aporta un gran equilibrio y es responsable de esa particular forma de nadar.

 

Diseño: Cabeza grande comparativamente, perfil craneal voluminoso con ojos grandes (en un lado la órbita es esférica y en el otro el ojo es angulado, como en el minnow CD de DUO, diseños que cada vez se ven más). Destaca en el lomo un conducto perforado; luego veremos su misión.

 

Acabados: Una capa externa que promete durar, con estampado muy firme y en una capa de gran calidad. Detrás de opérculo se ha dejado una especie de agalla en tono bermellón. El conjunto es de una presencia intachable, de acuerdo con el precio del producto.

 

Resistencia: duradero, a tenor de componentes y tras un uso continuado.

 

Anzuelos: dos permasteel Katsuage (la marca los suele montar) con la muerte invertida (lo que VMC suele denominar “barbarian”). Tenaces, con una curva angulosa y con una forja que los hace recios. Podemos cambiar por Daiichi D97BC #6 o unos ST 56 


Acción: Impactante, como primera reflexión tras lanzarlo (lo estrené en noviembre del año 2005)  la primera vez, con esa manera explosiva de contornearse. El tambaleo nervioso no es tan patente como los giros rolling, un prodigio  acelerado. El túnel superior hace un efecto “jet”: el agua penetra por el orificio anterior y al salir por detrás genera un efecto turbina en forma de ondas helicoidales que alteran el medio circundante, creando ondas de presión que se supone serán detectadas por la lubina. La verdad es que no se aprecia a simple vista, pero hemos de creer las especificaciones de tan afamado constructor de artificiales.

Lo podemos manejar a gusto, con una recogida lenta, con un Stop & Go, con modo twitching...Nada más caer flota, aunque en posición algo inclinada. Se sumerge enseguida y nada entorno al metro, más o menos. Si paramos la recuperación, asciende muy lentamente, circunstancia que le da, a la postre, un comportamiento suspendido de gran interés.

Bueno, poco más que decir de esa formidable concepción del ya lejano 2004.

 

Profundidad de acción (aproximado): 1-1,2 metros

No hay comentarios:

Publicar un comentario