jueves, 2 de julio de 2009

EL inexorable paso por las rocas...

Un macro de un Daiichi D97BC #4.

Ya he dado buenas muestras de mi gusto por este triple. Y el desgaste que sufren todos y cada uno de los modelos de todas las marcas, pues no iba a ser de otra manera. Pero fijaros cómo no sólo la capa de pintura roja da resistencia extra a estas ancoretas. Por dentro, resultan en efecto contumaces ante la oxidación, al menos si los comparamos con series competidoras como los Owner ST BC, incluso los VMC 9626.




Pongo esas fotos para apreciar -con lupa- los defectos en un SLS 17 F-G color Sakura Pink. Estas exfoliaciones en capa, tan gravosas, se acentúan en este limited color, como me tiene pasado - entre otros ejemplos paradigmáticos- con algunos colores en el Tide Minnow Surf 150. ¡Qué le vamos a hacer!

El resto de colores también sufren este proceso, que acaba por ser la norma en los minnows procedentes de las islas de oriente.

En todo caso, os puedo asegurar que esta unidad duró más de lo habitual, y los golpes sobre bajos se corresponden con un hecho inherente a mi predilección por terrenos ciertamente escabrosos.

2 comentarios:

  1. Me parece que por lo que se paga por estos señuelos"pata negra"bien podían tener una capa de barniz extra.
    Podían tomar nota de la terminación que tienen los Fernando Domínguez.

    En cuanto a los Daiichi,precio calidad son insuperables..
    S2

    ResponderEliminar
  2. Oues es cierto, con los precios que tienen se podían esmerar un poco más...

    ResponderEliminar