jueves, 24 de septiembre de 2009

Mi idea preferida...


Nunca he "escondido" mi visión personal acerca de la técnica del lance ligero. Antes al contrario, mi deseo ha sido siempre compartirla con vosotros.

Habiendo nacido en orilla del mar Cantábrico, el escenario predominante obliga a mantener esta idea. Por ello, a sabiendas que noches de puerto y playas arenosas son parajes adecuados para la pesca del roballo, la frecuencia de ataques, de piezas cobradas, y,lo que es más importante, la vivencia de intensos momentos, han hecho que prefiera los fondos abruptos y mares que contrastan con los equipos empleados.

Bajíos, canales, toda suerte de parapetos en un fondo repleto de escollos, de pozas...en definitiva, allá donde es más probable hallar una pieza colosal que, muy probablemente, se saldrá con la suya, esto es: romper nuestros aparejos y evadirse.

Me ha pasado tantas veces...y mantengo la ilusión, pues siguen siendo esos lugares los más pródigos en capturas cuando toca hacer el balance de una temporada.

En estos esquemas trato de dibujar todo aquello que hemos pergueñado juntos, extrayendo lo mejor, un resumen que te hará clavar buenos ejemplares de lubina sin perder años en infructuosas reflexiones.

Practico spinning con top water. Los "pasentes" me encantan. Dan enormes alegrías y,desde el punto de vista técnico, te "atrapan". Pero, por más que lo he intentado, su oportunidad contrasta con las preferencias de la especie, acostumbrada a buscar las rompientes, la espuma y las aguas agitadas, como norma general.

Y el lance de señuelos muy pesados, pues cada vez menos, para un asiduo practicante del vareo con chivo desde hace lustros. La caña ligera,los lances precisos, la agilidad, el toque de la roballiza a un minnow ligero...sensaciones que no alcanzo ni de lejos con la caña de cuatroveinte.

NO obstante, seguiremos dedicando tiempo a probar señuelos de superficie, y a contaros, con suerte, experiencias en el lance pesado, que ,por supuesto, no dejaré hasta la muerte.




Bajíos, sierras. Muy indicados en bajamares de coeficiente medio-alto. Los días de marea viva, durante el máximo flujo y reflujo , problemas de fondo y de acceso. Algunos parapetos excepcionales sólo se alcanzan empleando un buen equipo de neopreno.
Error: donde pone 34 g quiero decir 340 gamos

Un carrete 5000 shimano o un 3500 Daiwa será suficiente. Pesos a partir de escasos 350 gramos, potencia y capacidad. Y la caña, pues aseguraremos con una caña de 10-11´ que pueda lanzar con facilidad minnows hasa 30 gramos. My importante la potencia del but y acción fast-medium.


5 comentarios:

  1. Ánimo Carlos por ser así de generoso. Gracias por compartir tu saber pescar con cualquiera que quiera aprender.

    Que razon llevas, cuantas vueltas nos estas ahorrando a muchos.

    Un abrazo desde Cadiz.

    ResponderEliminar
  2. Únicamete para segir dandote las gracias, porque me haces aprender y pasar un buen rato leyéndote.
    Una consideración solamente,si sigues con esto(spinning),cosa que no dudo,..... acabarás en las playas o sus cercanias (creo)..... que el tiempo no perdona.
    Un saludo.
    Patxo.

    ResponderEliminar
  3. Un artículo muy interesante Carlos. Solamente me surge una duda. Un carrete de 340g puede compensar bien una caña de 300-400g?

    Yo estoy usano un carrete de 395g(Shimano 5000) con una 270 de 212g... y no se si es excesivo.

    muchas gracias y sigue así

    adios

    ResponderEliminar
  4. Otro excelente artículo.
    Gracias por seguir enseñándonos lo que sabes.
    No te imaginas los palos de ciego que ahorras a muchos de nosotros.
    Espero que sigas mucho tiempo así.

    ResponderEliminar
  5. Bravo maestro:

    Siempre interesantes tus impresiones y pródigo en explicaciones, te mando muchos ánimos y felicitaciones para que nos sigas deleitando con ellas por mucho tiempo.

    salu2 sala2

    ResponderEliminar