domingo, 8 de noviembre de 2009

Speed Master Sea Bass 330 HP, aproximación.

Estos últimos años, la serie de cañas Speed Master ha gozado de la preferencia de muchos aficionados. La solvencia de sus blanks, su ligereza y nervio, así como un precio contenido son factores merecedores de esa atención especial. Junto a ello, la general distribución por parte de Shimano (y Normark) y su acertada política, salvo casos particulares, de garantía.

Son buenas palabras para un producto que va por una tercera generación, siempre con mejoras.

Si de las primeras speed para lance ligero en mar quizá nos parecía mejorable el montaje de anillas y ese grip cortado en dos piezas y tan delgado, los modelos del año pasado mejoraron muchos aspectos.

Sin tratarse de blanks de primera fila, pues incorporan un carbono de no muy alto módulo, sí que han demostrado fiabilidad mecánica. La ligereza y reserva de carbonos como el Xt-200 ( Diaflash) o el XT-400 (alta gama) no puede ser conseguida. No obstante, la combinación con la biofibra y el fortalecimiento mediante capa en filas X trenzadas, junto a una incorporación de la resina adecuada, seguro que influyen en el resultado final: una caña sin demasiado nervio, con un blank elástico, que flexiona y recupera con rapidez aunque sin demasiada reserva de potencia. Las speed master se dominan pronto en unos cuantos lances. Ya sabremos qué podemos esperar de ello. Y es bastante, dada la ajustada relación calidad precio.

El modelo 330 HP es el que he elegido. En el catálogo se ofrecen varias posibilidades. La de 3,3 metros (11´) y potencia 30-80 (declarada por marca) es la que más se ajustaba a mis necesidades: caña para lance ligero-medio desde posiciones bajas, con garantías en zonas de roquedos en invierno.

La potencia declarada es de 30-80 gramos. Quizá sea algo generosa (estas colecciones adolecen de un estudio poco riguroso, según mi modesto criterio) en el rango alto, ya que a partir de 60 gamos el blank ya no es capaz de contener -absorber- contiene tanta energía como la que puede suministrar un señuelo de ese peso. Por ello, me inclino por una medida máxima de unos 50-60 gamos como la óptima.

En el estrato bajo, los 30 gramos quizá sean algo exagerados, pues esta caña dispone de capacidad para desplegar lances precisos y potentes con minnows de unos 15 gramos para arriba. Aún con todo, quizá a partir de 19-20 gramos se muestra más contundente.

Entonces, diría que la potencia óptima estaría entorno al abanico entre 20-60 gramos, salvando los rangos extremos, menos representaivos aunque posibles sin poner en peligro la integridad del blank.

Esto nos da mucho margen, pues es un intervalo preciso y muy válido para spinning medio, tan interesante para la pesca de la lubina en escenarios de mediana complicación y con mares ya mostrando marejada a fuerte marejada, sin problemas.

Como dije, la sensación de las speed master es de nervio pero no excesivo. Disponen de un enérgico resorte, de espléndida recuperación y son muy manejables. Además, un generoso grip permite una ejecución Push & Pull a gran nivel, que logra extraer -sin esfuerzo- del blank sus posibilidades, que , aunque limitadas, son más que suficientes para lograr distancias muy elevadas. Sin más, en las primeras pruebas se consiguen lances de unos 62-64 ( Señuelo SLS 17F-G-28 gramos). Se trata de vueltas de un Twin Power 5000 SW-A, o sea aproximadamente un metro por cada vuelta ( fireline braid 20 lb-0,23mm), lo que se traduce en más de 60 metros. Con ello, esta 330 HP estaría muy cerca de lo conseguido por otras hermanas como la 300 50-100g, cuyo estudio está publicado en este blog.

La acción: con un butt que no domina por su rigidez ya adivinamos que el temperamento de la caña está centrado en la elasticidad. No es que le falte la contumacia debida, pero no esperéis un "palo de escoba". Y no se trata de una debilidad, pues al montar la caña y efectuar el primer lance ya vemos que la puntera acompaña de forma perfecta. Está muy bien compensada y el reparto de pesos equilibrado, ya que no se nota cabeceo y sí un centro que gestiona el blank desde el mismo portacarretes.

La acción no es fast. Tampoco vemos una parábola de esas slow que ya no nos gustan. Diremos que va incurvándose, más en la puntera, pero de forma gradual, muy dinámica y regular. Nada que objetar, aunque soy de los que les gusta un butt más rígido y acciones más fast.

Aspecto y componentes:

-Aspecto exterior: es bonita aunque algo anodina, sobria, de tonos grises a oscuros ( metáfora de lubinas en mares de otoño, con nubarrones) . El gris es más claro en la zona donde van las estampaciones con los datos y nombre de la caña.

-Anillas: Son Ti-Lite. Monta 10 más 1 ( tip). Todas de triple pie y de anillo cerámico Hard lite ( carburo de silicio). No son lo mejor del mercado, sin duda. Les falta terminación y ajustes, pero son ligeras, no se oxidan y en esta versión de 3 pies espero resistencia y eficacia. Supongo que unas Ti de Fuji harían subir el precio de forma desorbitada, y no me equivoco.

-Corduras: Bien, sin más

-Grip: Foam, largo, poderoso, cómodo, muy cómodo. Lo peor, y en este apartado entra el gusto personal: los tonos camuflaje grisáceos, austeros y sin gracia. Me da igual, pues el tacto y medidas son perfectos.

Esto viene ayudado por el nuevo portacarrete. Es Shimano. No hay algarabías conceptuales, pero está muy bien ajustado al grip. De esta forma apenas se notan asperezas, ni cortes y el agarre resulta ergonómico. Es de rosca que va dentro del tramo superior del grip.

En definitiva, una excelente opción, avalada por varias temporadas de uso, en difíciles condiciones. Y digo esto pues se trata, en definitiva, de una Speed Master, que no difiere tanto de la última serie, aunque sí nos gustará el anillado,más resistente, y el grip, cómodo y funcional.













2 comentarios:

  1. Hola Carlos.

    He tanteado esta caña en 270 Heavy , creo que con CW (20-60gr).

    He tenido una de las primeras versiones de la Speed Master (la que montaba anillas Fuji Alconite) y he podido pescar con distintos modelos de la misma. En todas la tónica general era demasiado flexibilidad del blanck, su acción podia catalogarse de media-rápida, pero el tercio superior de la caña esa especialemtne flexible.

    Actualmente esa cualidad es algo que no tolero en una caña y mucho menos para zonas complicadas y por eso me ha llamado la atencion esta Speed Master Special Bass en 270H, ya que es muy rápida y aparentemente tiene una buena reserva de potencia (algo que le intuyo, ya que no he podido usarla en accion real de pesca).

    Como inconveniente le veo que es algo pesada y complicada de equilibrar. Le he puesto un Stella 5000SW con su pomo ovalado y aun asi no quedaba del todo agradable para un manejo cómodo con la muñeca.

    Las anillas parecen algo mejores que las Ti-Lite que montaban las versiones del 2009, aun asi...habria que ver el resultado que dan. Para mí ha sido un error por parte de Shimano el dejar de montar anillas Fuji en su gama media-alta.

    En conjunto es una buena caña para su precio, inferior a los 180€, válida para el manejo de señuelos de peso medio como pueden ser los SL-17 o Patchinko ... y seguro que no se queja por lanzar alguna ondulante de unos 50gr o un bucktail si no forzamos en exceso el lance.

    Por lo que has descrito sobre la 330H que has probado, Carlos, parece que hay ciertas diferencias en cuanto a acción...o al menos es la sensación que me ha dado.

    Un cordial saludo.

    Nacho.

    ResponderEliminar
  2. Tengo la Speedmaster sea bass 3mt 30/80 y los anillos son ruidosos ......

    Es esto normal?Utilice el power pro 20lb...

    ResponderEliminar