lunes, 12 de julio de 2010

Lo que pasa bajo el agua...

Qué fácil se ve la capacidad de un soft. Este Shad GT (Delalande) parece, merced a la incorporación de una cabeza plomada con peso bajo, un prodigio de rolling. Como sabemos, los shad no precisan demasiados argumentos para realizar una natación muy eficaz, al contrario de los jerkbaits, que requieren cierta pericia ( aunque son letales). Los pikies y shad disponen de esa cola ancha, con forma de remo, compacta y generosa, que vibra y se agita al menor estímulo. Si a ello añadimos un montaje directo con la clásica jighead ( en este caso,bastante pesada, ya que el GT es un poderoso soft), vemos la contrapartida: rolling a muy baja cadencia y un manejo en forma jerking ( debe ser muy intenso, pues el peso er inercia de la cabeza así lo exije) que adelanta tantas virtudes como una imagen puede delatar.






Y aquí aparece otro soft, el sandeel ( de 16 cm con cabeza sandeel de 42 gramos). Como buena imitación del lanzón, encontramos en el mercado bastantes productos. Este sandeel de Savagear está gustando mucho. Como se ve , la acción se ve marcada por una clara perturbación del agua, que advierte naturalidad en la vibración del tercio final aunque tampoco excesiva agitación. Esto se debe al diseño de la cabeza plomada. Me gusta mucho cómo evoluciona con jerking, pues hace que despliegue más cualidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario