martes, 29 de marzo de 2011

para el que quiera leer...

¡Maldita sea, otra vez…! Siempre se me engancha la bota en el jodido saliente… Y vuelvo a caer en la tentación. Creyéndome libre, doy por activada mi libertad de juicio, y lo emito. Y seguro que, en algún momento y fruto de un carácter altivo, pero no arrogante, la prosa cuidada que intento adquiere tintes gravosos; jamás insultantes, ni mucho menos capaces de personalizar, de poner cara a los mismos. Sé bien cómo he de actuar, qué palabras emplear y hasta dónde puedo arremeter sin cruzar la línea que separa de la acritud, el prejuicio insolente, el agravio… Tales desatinos sí que me llegan en onda de resaca. Y esto se produce a menudo, y no hacen falta mareas vivas. Quizá sean fruto de una animadversión previa, síntoma para el cual no encuentro etiología, mucho menos remedio; tal vez quepa la posibilidad de una falta de instrucción, en cuyo caso bien sabría atender cualquier réplica siquiera enviada en Román paladino, “no problem”; a lo peor se trata de buscar cómo desacreditar -impunemente mejor-, de manchar en lo posible el nombre del que suscribe, con el propósito de mantener a salvo el chiringuito… O cualquier otra figura, que se me escapa. Abusaré de la metáfora cuando veo a unos escolares lanzando palomitas a la cuidada entrepierna marmórea del David de Buonarroti; y abusaría comparando a las huestes otomanas, que circundan por meses la riquísima Viena, para acabar como acabaron… Y ni en uno ni en otro caso hay mella alguna. Tal es mi implicación en el trabajo que hago, que todo aquellos que huela a accesorio me traspasa como un neutrino. Ya no estoy en la época, como cuando empecé con el blog Sargolocoteam en que, fruto de las desavenencias y dudas, varié el contenido y la admisión de lectores. Este espacio va a permanecer muchas lunas en activo, abierto a defensores y detractores. Intentaré mantener el buen gusto, el tono cordial y la lealtad que me he impuesto como meta. Es más, procederé a una mejora sustantiva, si así me lo permite el tiempo y los medios técnicos. Ahora sé bien que comprendéis el esfuerzo, y no me faltan apoyos. El trabajo bien hecho genera un prestigio. Esta cota se alcanza muy poco a poco (después de diez años publicando en Internet y revistas especializadas), y no es fácil de cercenar así como así. Así que dejo a esas huestes de mandíbula fácil pero quebradiza que azucen mi ganado. Y a la “fuenteovejuna” que les jalean, encomiendo porfiar en ese empeño. Con la sabiduría que la vida me ha dado y con la experiencia y el reconocimiento que tengo día a día, sé de antemano que el tiempo pondrá a cada uno – y pone continuamente- en su lugar. Y quizá, esta manada pudiera dedicarse a pacer en verdes prados, y abandonar el fangal. La poesía y el alba clara acompañan en el oasis; la caverna destila hedor, escoria, y pegadizos despojos.

7 comentarios:

  1. Sargoloco, ademas de un excelente pescador, podias dedicarte perfectamente a la literatura.
    Saludos de Ulises
    A ver si algún dia te encuentro por Luarca

    ResponderEliminar
  2. Como dije una vez en sargolocoteam :

    "Pero no siempre está solo. Cuando llegan las largas noches de invierno y los lobos siguen la caza hasta los valles bajos, ha sido visto corriendo a la cabeza de la manada a la luz pálida de la luna o de la fulgurante aurora boreal, brincando más alto que sus compañeros y con la garganta henchida al entonar la canción del mundo primitivo, que es la canción de la manada."

    -Jack London - La llamada de lo savaje-

    (Para los que no leyeron nunca un libro puede ser un buen comienzo, para los demás Sálvame, Gran Hermano y el Facebook)

    ResponderEliminar
  3. Gracias, un gesto que te honra,Carlos.

    Un saludo y a dale duro a las lobas, que esa es la finalidad.

    Unha perta.

    ResponderEliminar
  4. Hola Carlos,¿no se cansan de tocar los c.....s?,ya sabes que el deporte nacional en España,no es el futbol,es la envidia.un saludo Maestro

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos,

    después de haber visto cómo la ola venía, se levantaba, rompía y salpicaba por la red bloguera con espumas de distintos colores y olores, escribo para darte ánimos y decirte que me alegra sin sorpresa la fidelidad que demuestras a tus convicciones.
    Un saludo maestro.

    ResponderEliminar
  6. Animo,Carlos te seguimos desde hace bastante tiempo antes desde el anonimato y ahora fisicamente,no nos podemos pegar a ti en la roca, pero podemos admirar el trabajo que realizas en"tu casa" desinteresadamente y ofrecerlo sin saber cual sera el resultado, te animo ha seguir en la brecha, porque al fin y alcavo de lo que se trata es de disfrutar de la pesca y todo lo que conlleva.Un Saudo

    ResponderEliminar
  7. Procedo a eliminar el mensaje del Sr. gabi. El espíritu tolerante y el respeto a la libertad de opinión que marcan las pautas de conducción de este espacio, aconsejaron que fuera publicado, de forma íntegra, para salvaguardad, con ello, el derecho del interesado.

    Pasado un tiempo prudencial de exposición a la valoración y conocimiento públicos, conviene retirarlo en estricta aplicación de la política editorial de ROBALOSPIN.

    Staff Robalo Tecno Spinning

    ResponderEliminar