miércoles, 23 de marzo de 2011

Siguen destellos de actividad.

Ante al ausencia de robalos de entidad, bueno es contentarse con los ataques de estas lubinas menores.

Cada nueva temporada noto cómo las entradas de lubinas se ven claramente restringidas a ciertos momentos. Esto siempre ha pasado, es lo habitual dentro del patrón de comportamiento de la especie. Sí que semeja ocurrir, de unos años a esta parte, que los paréntesis de actividad parecen estar más separados entre sí y, por desgracia, son más cortos, aunque intensos.

Supongo que será una mezcla de factores, entre los cuales pueden significarse: la sobre explotación y la presencia de mucho alimento ( incluso en invierno->¿cambio climático?) a cierta distancia de la línea litoral.

Todos estos factores complican la pesca deportiva desde la orilla, sin lugar a dudas. No obstante, seguimos prestos a lanzar nuestros señuelos desde roquedos y arenales, con abnegación y renovado optimismo.





Todas Cy S (C&R)

3 comentarios:

  1. Vemos una vez mas que no perdemos ocasion en busca del preciado Robalo... Carlos, mientras tanto esas capturas hacen rejuvenecer ha uno, no desistas. Un Saudo

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena Carlos por esas Lubinas y posterior sueltas. Me gusto más el Video nocturno a pesar de verse peor pero tiene otro atractivo diferente a los que se gravan de día.

    Un saludo y que siguas devolviendo

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos!
    Enhorabuena por la suelta de una buena lubina, no lo sê se lo hacia :)
    Un grand salud

    ResponderEliminar