sábado, 23 de abril de 2011

La diversión es estar pescando, no pescar...








 Hemos explorado las posibilidades de una zona que no visitábamos desde hace unos meses. Y esto nos ha demostrado que la parquedad en el comportamiento de las lubinas es bastante generalizada estos días. No atacan bien los señuelos. Son pequeñas, con la correspondiente captura y suelta. Y alguna más talluda se comporta de forma frenética y  no facilitó las cosas a mi colega, que no pudo ni hacerla posar para la fotografía de  rigor. Así las coasas, con el cuerpo muy machacado por el esfuerzo, queda la contemplación de tan magníficos escenarios, otrora pródigos en robalos, y el haber compartido unas horas con tan grata compañía.



5 comentarios:

  1. Con esos parajes, que demonios importan las capturas...

    Hermosas instantáneas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sargoloco!
    Buenas las fotos en dia negro de luvia e viento!
    Salud

    ResponderEliminar
  3. Olá Carlos!
    É bem verdade o que referes no título deste post - como diz o ditado: "antes um mau dia de pesca que um bom dia de trabalho!".

    Abraço!

    PS - Quando tiveres tempo visita o nosso blogue: http://robaloshotspot.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. simplemente con contemplar tales escenarios merece la pena la caminata! Lugar lubinero, pero lo dicho, lo importante es pasarlo bien al ir de pesca y está claro que sitios como ese ayudan. Un saludoooo

    ResponderEliminar
  5. Hola Carlos, es lo bueno que tiene la pesca y aunque no se toque escama se disfruta mucho de la naturaleza, Un saludo.

    ResponderEliminar