sábado, 30 de abril de 2011

Pasión que sigue


Sigo sin cruzar la línea 3 kilogramos (o la de 70 cm). Los robalos se niegan a atrapar mis señuelos. Pero no hay que quejarse, pues la mirada es conveniente ponerla en otras cuestiones más pasionales e importantes. Estar al lado del mar, disponer de suficiente salud para disfrutarlo y contar con algunos encuentros gratos - como el de la foto- marcan la línea de partida para un pescador que no renuncia a su afición.

Practicando C&R con otras más pequeñas, que las hay, aunque estas dos las sacrifiqué, siguiendo el rito ( agradecimiento al dios marino y oración siguiente) para descargar este acto que cada vez me gusta menos. No obstante, las degustaré en buena compañía, a sabiendas que recompensaré al medio marino, doblemente agradecido.






6 comentarios:

  1. Enhorabuena por las capturas, Carlos.
    Esos ejemplares del rondo de los 3kg son magníficos luchadores, alguno inclusive mas que sus mayores.

    Un saludo fenómeno.

    ResponderEliminar
  2. Buenas robalizas Carlos, como tu bien dices ahora mismo no siendo una casualidad, no es fácil superar ni los tres kilos y los 70 centímetros, pero lo importante es disfrutar esos momentos mágicos que tiene la pesca para olvidarse de muchas cosas y disfrutar al mismo tiempo del medio tan bonito y relajante que es el "mar".

    Un saludo amigo

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Carlos!!

    seguro que no tardara en llegar un gran robalo

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena carlos. Bonitas fotos has sacado. Me gustan especialmente la de la aleta a ras del agua y la que has puesto de inicio.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por las capturas Carlos.Salen con cuentagotas y algún ataque de ejemplares de poca talla.
    Quizá tengan mucha carnada abierta y no entren francas a la costa.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Aupa:

    Enhorabuena por esas capturas.....habrás disfrutado mucho sacandolas.

    A seguir así

    Un saludo

    ResponderEliminar