sábado, 7 de mayo de 2011

¿Ocaso más?



Nada, hoy me han fallado también. Hay un viento de sur con mar de fondo. Estaría encantado que abandonaran los bajíos y dieran un paseo  en un perímetros de 60 metros de la costa. Pero bueno, son así, es su carácter...Mi hora llegará, como cae la hoja en otoño. Recordando este enero y febrero de robalos grandes, toca esperar...

Esperar la caída del sol, para contemplar esta maravilla.






1 comentario:

  1. preciosas fotos compañero,a falta de peces,la naturaleza nos deleita con esos espectáculos!!ya llegarán las lubinas ya...un saludo!!

    ResponderEliminar