jueves, 5 de mayo de 2011

¡Vaya ocasos!


 ¡Cómo atacana a los vinilos!. Ésta (" Belone belone") cogió el "sakura" entre tan afilados dientes.

 Preciosas puestas de sol, de primavera, aunque alguna parece ocaso otoñal.

Hoy el viento sopla algo de componente 3 cuadrante. El mar está muy bueno. Ayer fui, con una calidad de aguas imponente ( fuerte marejada con ondas de oeste y largo periodo) , pero no tuve ningún ataque de lubina. Es evidente que algo falla, y creo que es la zona que frecuento, tan castigada por las redes de pesca... Si fuera hace años, no me costaría hacer kilómetros para buscar los añorados robalos; pero la edad se ha impuesto, y espero, paciente e imperturbable,  en "mis" antaño feraces cotos de pesca.








Dos visiones : arriba, modulado con editor y con cierto grado de plastificado; abajo, foto sin manipular. Las dos tomadas con una convencional cámara digital no reflex (Olympus micro tough 3000).

5 comentarios:

  1. Preciosas imagenes en un paraje espectaular, que bonita es la tierriña.
    Saludiños.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos;
    Te veo moverte por el roquedo y ahí no parecen pasar los años por ti.
    Tu historia no puede quedar ahí y te animo a coger el coche y hacer algunos kilómetros. Desde luego estoy seguro que si no las coges tú en esos escenarios es por que simplemente no las hay.
    Este año la lubina ha cambiado de puestas y no podemos pretender cambiarlas a ellas, tenemos que cambiar nosotros. Así que, jovenzuelo, a por ellas!!!

    Pd: Mi abuelo tiene 87 años y en ocasiones se viene a pescar conmigo, lleva la misma o más ilusión que yo.

    Un saludo artista.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, artista. Ya te dí la enhorabuena por el artículo, en tu blog. Desde aquí también lo hago, te lo mereces.

    Leed todos el artículo sobre la pesca de la dorada, firmado por Walter "Tanero" y J.L Lago en feder Pesca Mar.

    ResponderEliminar
  4. Pescadicto. QUién me diera la suerte de pescar a los 80, eso significaría que me quedan muchas temporadas. Pero no sé, la verdad es que al pasar la cuarentena merman las capacidades, lo he notado mucho sobre todo este último año. Afloran lesiones y la energía no es la misma. ASí que comienza la juventud, mejor la adolescencia de la vejez y termina el ocaso de la juventud. Disfruto más de las imágenes, de los pequeños detalles; y la cantidad de pesca en sí, no motiva tanto, de hecho empiezas a valorar una pieza desde otro punto de vista. Quizá, en el fondo, sea una buena cosa...pues creo que me ha hecho una mejor persona, humildemente.

    ResponderEliminar
  5. Aupa Carlos:

    Bonitos paisajes.......Como tu dices, en cada edad las capacidades son diferentes y los disfrutes tambien. Los que pasamos de los 40 lo notamos..., pero en mi caso al menos, lo hago con una sonrisa....¡que nos quiten lo bailao!

    Un saludo

    ResponderEliminar