domingo, 19 de junio de 2011

Buscando el tiro certero...







Muchos spot diferentes, con tal de  escapar de las acumulaciones de algas. El tiempo, con mar muy fuerte, vaga de fondo de noroeste, y viento de cuarto cuadrante a raudales. Los vegetales, tan insidiosos como son, tienden –con esta meteorología- a quedar en suspensión en resguardos hacia el noroeste. Así que, si pretendemos cobijarnos de aire y de mar para efectuar unos lances, lo más probable es que nos topemos con este inconveniente.

Así las cosas, es cuestión de andar camino por la costa, hasta dar con un bajío que prometa y que permita, a la sazón, una correcta evolución de nuestros artificiales.

Con tanto cálculo previo y sin gana alguna de madrugar a la amanecida, pues en pleamar no atisbe muchas posibilidades, el paseo con el sol en alto dio sus frutos.

¡Hay que ver qué potencia desarrollan! Este robalo (que marco más de 8 libras en bogagrip)  dio buena cuenta de un SLS 17 SG burnning. Lancé entre dos bajos, pasando a unos canales en máxima bajamar. Era la única forma de poder dar un correcto sentido a nuestra empresa. Valió la pena, con una lucha tenaz que fue domesticada con el empleo de una Xorüs Gibraltar  y un TP5000SW cargado con braid Sufix de 0,20mm y un bajo de línea 0,43mm seaguar.

¡Que tengas buen periplo, colega!

No hay más…









14 comentarios:

  1. Precioso pez Carlos, enhorabuena y gracias una vez mas por tu blog, una delicia poder disfrutar de todas tus entradas: variedad y calidad en el mas amplio sentido.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que son más bonitos los peces que los pescados. Con alguna excepción.
    Saludos. Frank.

    ResponderEliminar
  3. O neno foi contento.
    Lo tuyo...Sideral.
    De aurora boreal.
    Toma nota, el firmamento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita la entrada y el robalo, felicitaciones Carlos!!...un gesto digno de admirar

    saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por las palabras a todos.

    Frank sobre el tema de la recuperación. Salvando el desconocimiento, entiendo que el estrés es bastante grande. Se une la anoxia con los efectos de exposición sobre cornea y piel. El mucus que protege la misma sufre un expolio severo, con la manipulación.

    El tiempo es fundamental. EN una sesión de fotos es mejor procurar causar el menor impacto.

    Y antes de soltar creo que es bueno meterlas en un pozo para que reinicien y se preparen.

    Luego, una vez sueltas, entiendo que , si no hay lesiones importantes, sobreviven perfectamente.

    Un abrazo, amigos.

    SOn pequeñas satisfacciones en esta vida tan acelerada.

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena por la captura y por el gesto, Carlos. Un gesto que puede marcar una tendencia tan admirable como costosa.

    Un saludo artista.

    ResponderEliminar
  7. Sensacional trabajo Carlos,sigue así amigo.un saludo Maestro

    ResponderEliminar
  8. Gracias Carlos. Como siempre muy bien explicado y entiendo. Mi conciencia queda más tranquila. Mojaré bien las manos antes de manejarlas y las manipularé lo mínimo posible. Ya tengo a Ángel buscándome triples sin muerte porque al intentar quitarle la muerte a los anzuelos originales muchos se estropean (o lo hago mal) y como sabes me gusta lo bueno y no son baratos.
    Un abrazo de un fan y humilde aprendiz. Frank.

    ResponderEliminar
  9. Es admirable como te tomas la pesca Carlos,un saludo y enhorabuena

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena Carlos!!

    Buen tiro,se disfutan el doble cuando escasean.Además creo que tienes toda la razón,están endemoniadas las pocas que se dejan engañar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Era dificil hacer un lance este domingo pasado sin traer...algo de alga, pero el maestro siempre tiene un as en la manga que lo saca ha relucir para que los alumnos tomen buena nota.Un Saudo...Carlos

    ResponderEliminar
  12. Aupa Carlos:

    Enhorabuena por la captura y por la suelta.

    Yo tambien pienso que en la mayor parte de los casos se recuperan.

    Un saludo

    ( Iñaki Muga )

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos, amigos. Cada temporada uno se va envejeciendo; y las lubinas cada vez son menos.

    Resultado: mucho mimo hacia nuestra partenaire, que se lo merece, pues nos da la vida, y si se la devuelvo quedamos en paz. Pero es un tema absolutamente personal, para nada exportable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar