viernes, 1 de julio de 2011

Más sobre el Nanofil




Estos días el estado de la mar no me alienta a tomar la caña. Pero lo hago, consciente de las limitaciones que impone esta meteorología. UN pertinaz aire de 1º cuadrante ha hecho rendirse a la onda marina, que no adquiere la fuerza que necesito. En los lugares expuestos, demasiado Eolo; en los abrigados, poca ola. Si hay nordeste prefiero que sea “puro” con un fetch potente que genere una buena altura de ola. De esta guisa sé de buenos lugares donde algunos bajíos reciben bastante espuma que los robalos buscan como cobijo.
Pero durante este ciclo de mareas no ha sido así. Unamos esta eventualidad al trasiego constante de embarcaciones profesionales que utilizan sistemas tan en tela de juicio como el embalo. Pues puedes tener la seguridad que si vas por la mañana, esa zona ya ha sido diezmada por ellos. Y se nota, vaya si se nota.

Así las cosas ayer no me decidía. Atisbé el mar, que no mejoraba. Pero me faltó una excusa cual era, en esta ocasión, probar en condiciones la nueva línea  “nanofil”, del fabricante estadounidense Berkley.

Puede caber una somera acotación para poner en valor la entrega  de esta marca en cuanto a la gestación de productos que enriquecen nuestra surtida colección de materiales de pesca.  No en vano, el primer polietileno que empleé fue el fireline. Hace muchos años, tantos como que me disgustó mucho,ya que  afronté múltiples problemas con los ovillos. No había, por aquél entonces (¿eran finales de los 90?...) carretes adecuados para recuperar este tipo de líneas, al menos en nuestro pobre mercado peninsular.

Y pasado el tiempo hemos llegado a este producto: un conjunto de micro fibras de polietileno (calidad Dyneema) unidas de forma contumaz para crear una línea única.

No es un fusionado, como el fireline, Ni un fusionado recubierto, como el XDS, por poner ejemplos dentro de la colección Berkley. Y no es, claro está, un trenzado. Y todo esto me lleva a recabar la impresión recibida que aporta más datos a los entregados en el reportaje firmado más atrás, donde comentaba datos referidos a su resistencia a la tracción y  a la abrasión.


Ahora puede vislumbrar sus prestaciones en el lance. Comoquiera que este espacio divulgativo no dispone del presupuesto que quisiera, la prueba que sería más definitoria sería la comparativa en mismas condiciones con otros productos Dyneema o spectra. Para ello se precisan varias bobinas repletas de forma similar, del mismo carrete, con la misma caña y condiciones imperantes iguales. Pero no puede ser, aunque sí puedo valorar, al menos una comparativa con un braid que me ha dado buenos resultados esta temporada.

Nanofil Vs Sufix GORE

El sufix GORE es un 7 +1, 7 trencillas de polietileno y una de goretex. Es una súper línea bien calibrada, suave, de resistencia media y de alta capacidad de lance. De hecho, en  las pruebas contra el todo poderoso Power Pro salía ventajosa aunque muy livianamente. Así que puede ser indicativa para referirla a la calidad de lance del nanofil.

Hice muchos intentos, desde los primeros para estirar la línea hasta la máxima intensidad, al final de la tarde. En estos últimos del nanofil, teniendo en cuenta que las condiciones eran realmente similares a las “padecidas” con el uso del Sufix, ha dado mejores resultados. Pero cuando digo mejores no estoy hablando de grandes diferencias. He contado una media entre 75 y 82 vueltas (Stella 5000 SW) cuando los lances son óptimos, es decir sin errores en técnica y sin efectos tipo aspa (por el pertinaz viento). Con u aire de ráfaga variable, como este nordeste, las trayectorias son complicadas, aunque realicé la prueba en un área en que  soplaba a favor. Pero siempre es limitante, eso está claro.


Bueno, en los mejores lances, el Sufix se quedó siempre 2-4 vueltas por debajo. Es poco, realmente, pero he de decir que se transforma en una distancia infinita si con esos 2-4 metros llegamos al lugar fetén lubinero.

Deseo probar el nanofil bajo condiciones de viento trasero o, mejor aún, con ausencia total de meteoro. Por la forma en que el hilo sale del carrete, con esa suavidad y ausencia de ruidos,  creo que nos encontramos ante un producto muy a tener en cuenta.

Así vemos que es silencioso, otra virtud reseñable. Fijaros cómo suena – al paso por las anillas- algún braided, como el Power pro, o el TUF Xp…no esconde la superficie rugosa del trenzado, y esa “piel”  resulta hiriente. Lo curioso es que, a pesar del rozamiento, no son mucho peores que  los 8X  (o este nuevo nanofil) cuando contamos metros. No lo entiendo, francamente.

Nudo: he realizado un Albright doble, con un leader en 0,40mm de unos 2,4 metros. El nudo pasa muy bien, aunque la doble espira se nota y siempre suena algo. Luego monté un Albright simple y ya pasa mucho mejor. Después de bastantes lances compruebo la itegridad del nudo de conexión. Está bien. Dejo pasar otro y ya veo algo de desgaste, pero cuando estimo que el nudo ha cumplido. Así que el Nanofil aguanta en este apartado.

Y vamos a la cuestión que le hace sumar puntos. No es otra que la ausencia absoluta de memoria. Bueno, veamos cosas. Los 8X japoneses que he usado hasta el momento ( YGK, VArivas, Toray) destacan –sobre todo el G-Soul WX8- por una superficie mórbida, muy suave, pero que me ha dado algún problema al impactar con las últimas anillas.

El Nanofil es de superficie lisa, pero tomado un retal es más bien rígido, al menos no tan manipulable como estos 8X tan caros. Parece que es el secreto: que me ha maravillado, porque no he tenido problema alguno lance tras lance. Ni un solo ovillo, por pequeño que fuese, ni el típico nudo con la segunda anilla ( algo que me pasa a veces en esta larga caña de puntera tan sensible, como la UFM Plugging Special 123-EX, utilizada para la prueba).

Y este valor es muy, importante, diría trascendental, pues todos buscamos líneas resistentes, finas y ligeras y que no generen ovillos . ¡Por Dios, nada de ovillos! Cuando estamos de noche en playa o roquedo es el asunto más insidioso que podemos padecer. Y el nanofil me ha dado -de momento- esta garantía.

Ahora queda darle mucho uso a ver cómo obra el paso del tiempo y los roces por bajíos, arena…




No hay comentarios:

Publicar un comentario