martes, 19 de julio de 2011

Sin respuesta



 El pasado Domingo probamos durante la bajamar. No hubo respuesta alguna. Sigue habiendo muchas algas en suspensión. Agotadora mañana, que empezó con tiempo fresco que dio paso a un calor  que me hizo pensar "¿por qué pusiste el peto de neopreno, Carlos?"

Fatiga ya curada, como las contusiones de un golpe que me di, de esas caídas que podemos calificar de "tontas". No fue importante, pero que sepáis que todos estamos expuestos.






EL Mommotti 190 abusa de un alto peso para mejorar en lance con el viento de cola. Y aproveché esta circunstancia lanzando con potencia a unos bajíos situados al este de mi posición. Muy buena distancia con tanto viento a favor, incluso  solapando las marcas del SLS 17 S-G.

La importancia del peso es incuestionable en estos panoramas. Los lances con viento en contra ya supusieron mayores problemas.

En la foto veis las tres bolas del STM del Mommotti 190. Un Slim muy grande, de volumen entre el Sea Finger 193 y el  TMS 200, pero más pesado que éstos.

Buen alcance y acción W&R intensa a más de un metro de profundidad. Se agarra de forma contumaz al agua, aunque sobre bajíos muy someros tropieza demasiado, allá donde el SLS17S-G ( que también baja más que su hermano F) pasó sin apreturas.



4 comentarios:

  1. Un mar espléndido para engañarlas, que pena que no anduvieran por ahí.

    Las caídas no son demasiado frecuentes en los pescadores de roca, gracias a Dios, pero todos hemos sufrido algún resbalón y nuevamente, gracias a Dios, en zonas sin peligro.

    Hay que tener especial cuidado por que coger ejemplares grandes en acantilados rocosos es precioso pero la vida es maravillosa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Bonitos escenarios para tentar al Robalo,lastima que este no estuviera presente,muchas lunas nos quedan para seguir intentandolo.Un Saudo

    ResponderEliminar
  3. Hola Carlos,a mí personalmente,no me gustan las algas en suspension,pero tengo amigos,que han hecho grandes pescas en esas circustancias,y eso que cada 4 o 5 vueltas de manivela,se les llenaba el rapala de algas.cuidadito con las caidas y un saludo Maestro

    ResponderEliminar