miércoles, 12 de octubre de 2011

Slim Vs Chivo

Sí, podemos utilizar señuelos pesados tipo “chivo” y plugs en la misma jornada. No son excluyentes. A tenor de mi experiencia, los actuales peces artificiales tipo slim han acotado el campo de acción de los tradicionales chivos (incluyo también cucharas ondulantes, jensen…). Aúnan una gran capacidad para conseguir de forma sencilla largas distancias; presentan una acción y una anatomía que emula, como nada, el alimento de la lubina; disponen de suficiente estabilidad y aplomo para funcionar con fuerte marejada y corrientes intensas. Así que contienen el “tres en uno” que los vuelve tan eficaces.


Pero no hemos de renunciar a la capacidad del chivo. Si apreciamos cualquier vídeo, veremos cómo la acción tiende a emular a un pez, con un wobbling del cuerpo que se transmite a la cola. El penacho se agita, se contornea como bien sabemos, haciendo de este artificial un elemento que mejora cuando precisamos una distancia extra para llegar a esos bajíos o, cuando por razones de altura o mar de fondo, incluso los slim más estables pierden posibilidades.


En resumidas cuentas, disponemos de argumentos que bien pueden contribuir a desmontar los tópicos de unos y otros, a saber:

-Ni el chivo es un artificial tan tosco (diría incluso que el diseño es depurado), ni hay una diferencia tan sustantiva en la acción con respecto a peces artificiales de última generación.

-Los plugs LD modernos se desenvuelven de forma encomiable bajo condiciones de fuerte marejada y mar de fondo. Y pueden ser muy competitivos frente a chivos.

-Los chivos no sé por qué tenemos tendencia a incluirlos entre el grupo de señuelos pesados. Un chivo de 15 gramos no es pesado y su acción es envidiable, así que es perfectamente apto para equipos ligeros. Basta con elegir el peso adecuado. Y los chivos atraen lubinas también con poco mar.

-Otro tópico: los chivos no es posible emplearlos en zonas someras. Un claro error. Es cuestión de seleccionar el modelo y peso y someterlo a un adecuada manipulación con la caña.

-He utilizado slim minnows en condiciones en las que hace sólo unos años recurría a los chivos o a alguna cuchara ondulante o jig; y he pescado lubinas bajo parámetros tales que la ortodoxia marca como únicamente aptos para el uso de plugs.



Por consiguiente, asombra el tipo de acción de un artificial de tan simple concepción frente a diseños tan elaborados. No me cansaré de decirlo, más ahora cuando parece querer comenzar la temporada del “fierro”.

En el primer vídeo vemos cómo un chivo (más de 50 gramos) supera bastante la capacidad de uno de los mejores slim (SLS 17 S-G). Es uno de los formatos que más empleo, razón de esta injusta comparativa:

Contabilizo de media unas 82 vueltas por 64 del slim ( Speed Master Power game AX H /Stella 5000 SW/ Sufix gore 0,20mm)


Pero si utilizamos un chivo de entre 20-30 gramos, vemos cómo el slim se acerca muchísimo en capacidad: 64 slim por máximo 70 el chivo.

Así que a igualdad de peso, también es de reconocer el desarrollo técnico de este grupo de artificiales.






2 comentarios:

  1. Nunca he usado chivos, y la verdad es que no me esperaba que tuvieran este movimiento.
    Buen articulo Carlos, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  2. Bueno Carlos;

    En primer lugar pedirte disculpas por si denotas en mis comentarios un tono sugerente, desde luego nunca son malintencionados, simplemente son la curiosidad de una mente ansiosa por atar cabos y buscar respuestas.

    Los chivos son efectivos, ciertamente, pero yo no logro clavar una con poca luz y esta condición resta su uso.

    Por cierto, menuda portada,jeje,
    por lo que veo ese día no los has encontrado.jaja. al menos en la portada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar