domingo, 13 de noviembre de 2011

Sedal como si fuera de viola desafinada cuerda, el viento tensa. El pescador descifra,en este hiriente sonido que viene y va, toda suerte de críticos devenires. Asomado al suicida precipicio, cabila por momentos.




Seguir a este molusco, como si de sabio anacoreta se tratase. Lo importante es el camino: lento, pausado, melancólico... Sobra el tiempo, marea tras marea.







¿habrá algún peligro en el fondo?






Diseños al límite.




1 comentario:

  1. Hello Carlos.

    Bueno, empezamos con el viento. Hoy domingo el mar parece dar oportunidad, pero el viento dice “¡cómo no tengas un señuelo de 200 gr para lanzar te lo meto en un ojo!”.

    El molusco; super curioso. Sabes de cual se trata que la imagen no es muy clara y por el acantilado que bajaba cualquiera lo ¡seguía! Parece grande eso sí.

    Y el señuelo “Extreme” me encanta. Ya que no has puesto título te doy alguna sugerencia:

    1, El “ostia que frio hace”
    2, El “no me digas”
    3, El “joder valla robalo” y
    4, El “GoooooOOOOOOOL”

    A si, 1 – 0 jejejeje

    Un abrazo. Frank

    ResponderEliminar