miércoles, 15 de febrero de 2012

Chivo Vs Shore Jig





Un shore jig está pensado para facilitar largas distancias de lance. Con ello consiguen abrazar un gran campo de acción y vencer los impedimentos que suponen las corrientes y desplazamientos de agua cuando hay fuerte marejada o vientos muy limitantes.

Es una virtud que compensa, en estas situaciones, una menos capacidad técnica para incitar a la lubina. Quizá sea esta mi opinión, pero la experiencia me dice que así es, que el movimiento de un soft o de un plug bien manejado son incontestablemente más atrayentes para el morónido.

El jig actúa no obstante mostrando una acción que mejora la previsible (dado el diseño tan “escueto” del artificial). Consiguen un rolling, y cierto wobbling si los sometemos a momentos S&G.

Se manejan en modo cranking, aunque  si el fondo lo permite es posible utilizar sistemas similares al jigging, esto es: tirones-S&G-recuperación corta en un proceso continuo.

Hoy se trata de comparar la capacidad entre un jig y un tradicional chivo.





El chivo es un artificial muy apreciado. Une en un cuerpo de plomo (normalmente  sometido a niquelado para darle brillo y resistencia) a una cola de pelo y unos anzuelos simples. Pero no consideremos como tosco este popular señuelo. Aúna al menos cuatro virtudes poderosas:

-Capacidad de lance
-Estabilidad con mal tiempo
-Acción increíble ondulante, un Wobbling que la cola en pelo amplia de forma trascendental
-Un precio asequible

A estas alturas aún no había comparado (bajo la misma situación y escenario) la distancia entre uno y otro.  No es un test definitivo ya que hay unos 5 gramos  (por encima o por debajo) de diferencia entre el Jig (60 gr) y los tres chivos empleados (55-65 gr), pero son los más cercanos en peso con los que contaba en mi macuto.



Equipo H (Lesath Power game 60-120// Stella 5000SW-A//PPro 8 Slick 0,23mm),
Condiciones: viento fronto-lateral de dirección NE

Jig (Katashi Spinjack 60 gramos):66 -72




Chivos( Artesano Coruña “Pepiño” -R.I.P-):

Delta 54 gramos: 63-66




Delta 62 gramos: 65-70



Ondulado 68 gramos: 70-75



Como primera conclusión de este análisis cabe resaltar la alta capacidad del chivo. No hay que soslayar un aspecto importante como  la ausencia de penacho en el jig, algo que evita mucho rozamiento.  Por ello es más de resaltar el diseño del chivo artesano, con formas muy simples, pero efectivas.  El más cercano en peso (chivo delta 5X) se aproxima y casi “calca” las distancias del Jig, pero éste último suele superarlo en los lances más largos.  El ondulado es un prodigio que no parece envidiar a un moderno Jig, aunque he empleado un chivo de casi 69 gramos.

Debería buscar dos unidades con peso exactamente igual, para dar más validez a esta comparativa. 

2 comentarios:

  1. Interesante artículo Carlos, esperamos la comparativa con los mismos pesos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Entiendo por tus letras que te decantarías por el Chivo, yo también, en especial el ondulado de pelo blanco que aparece en las imágenes. Ese mismo me ha dado muchos y buenos resultados en arena.
    Buena comparativa Carlos.

    Me gustaría hacerte un comentario que siempre me picó la curiosidad y nunca escuché nada al respecto.
    Este verano practiqué un par de veces el jigging desde embarcación sin ningún resultado, pero estando allí probé esta misma práctica con chivo y por supuesto tampoco tuve resultados.
    Sabes si se emplea el chivo en jigging?

    Un saludo artistista.

    ResponderEliminar