martes, 6 de marzo de 2012



¿Es sincero el amplificador de sensibilidades?

¿Asoman nuevos tiempos en la pesca deportiva? Espacios divulgativos creados por pescadores que aúnan juventud, creatividad y una puesta en escena a base de trabajo fotográfico y documental de cierta calidad.

¿Rock fishing? Sí, vale, o spinning o casting ultra light, diría yo. En el ámbito anglosajón  desde  tiempos lejanos ese término se  ha empleado para denominar a la pesca con cebo natural desde zonas rocosas y promontorios.

Pero bueno, pongamos que sí, que ahora rock fishing es la pesca -principalmente de peces de roca- con ultra Light señuelos. Pues a mí me vale, y parece hacer furor sobre todo en zonas de la costa muy castigadas.

Una técnica  que no es ni más ni menos refinada que otra. Simplemente, se emplean elementos más livianos para atraer toda suerte de especies litorales. Y es bonito, y las fotos  con gran angular y macros quedan de vicio. Nada que objetar. Quizá sea el futuro si no se pone coto a la desproporcionada ingerencia de aparejos de pesca.


C&R, va casi, por lo que veo, incorporado a estos dos elementos. Y me parece perfecto, como forma de entender la pesca, sobre todo si de gente con futuro se trata. Puede ser una respuesta y una llamada de atención que debería calar en las Autoridades a fin de un mayor control en la flota profesional (y la contaminación y…). Sería un buen intento.

Todo esta bien, si de forma urbana y constructiva se realiza.

En la red se encuentran todo tipo de espacios: desde el pescador que muestra sin ambages  sus capturas sobre el pavimento del garaje al que se dota de una réflex, le da al gran angular y busca un modo “artístico; desde aquél que emplea en cierta manera este medio para publicitar productos a otro que promociona comportamientos ecológicos. En realidad todos promocionamos “algo”: vanidad, intereses, proselitismo…por el mero hecho de ofrecer un espacio al público general.


Todas las sensibilidades pueden –y deben- convivir. Practicar el C&R en mar es un hecho positivo en sí mismo, de esto no puede haber duda. Pero la imposición  como pauta de comportamiento se aleja, hoy por hoy, de la realidad de la pesca recreativa en agua salada. Sólo hace falta formar parte de esta agitada sociedad para verlo. No voy a iniciar un relato que abra un camino que puede ser tortuoso, con ejemplos que sólo pueden herir sentimientos. Yo mismo soy, en cierta manera, un pescador que ha pasado muchos escalones. Siempre he practicado C&R, quizá por sensibilidad íntima; pero no voy a hurtaros la sinceridad que cabe al reconocer que también he pescado sin miramientos, y mucho. Falta de coherencia…seguro que sí.

La diferencia entre costa mediterránea y norte será siempre un factor relevante. A este respecto  seguimos contando con un litoral que, pese a encontrarse en clara regresión, mantiene cierto nivel de poblaciones, aunque el ecosistema está “tocado”. Lubinas, sargos (como especies emblemáticas) y otras criaturas deportivas, aún están al alcance del pescador de nivel medio, y en tallas muy generosas.  Tal vez esto motive que el “rockfishing”, el C&R y la sensibilidad  que podemos determinar como creativa no haya sido  una prioridad, al menos hasta le fecha. De hecho, términos como “sacar pescado” (para referirse a pescar) o “tirar el pescado” (como forma de denominar el C&R) ejemplifican la cultura popular generalizada. 

Se atisban grandes mejoras  en todas partes y las nuevas generaciones  (que cuentan con treinta o menos años) ya destacan, en general, por una mentalidad diferente (que también denotan la mejora en el progreso social de os últimos 20 años). Que ello nos acerque a un posicionamiento global como grupo de presión cara a mejorar las expectativas del ecosistema, lo dudo por ahora. La puesta en escena de compromisos personales en el ámbito del C&R y la ecología, pese a ser enriquecedoras y sumar adeptos, poco o nulo impacto tendrán en quién gestiona este universo tan complicado de la pesca profesional (que ya sufre en sí misma de problemas que la avocan al cierre en muchos casos).

A veces tengo la sensación que estas diatribas generan enfrentamientos entre pescadores deportivos más que sumar puntos a un enriquecedor proyecto, hecho que realmente no es para nada beneficioso.

Quizá por edad y/o por falta de ganas me he hecho individualista. Practico captura y suelta cuando quiero, por motivos de sentimiento y no de notoriedad ni snobismo. Respeto al pescador que lo realiza de forma general tanto como al que se lleva sus capturas a casa. La reglamentación de la pesca recreativa  es de obligado cumplimiento. Pero sin llegar a la insumisión sí que me pregunto, sin hallar respuesta alguna,  cómo es posible que nosotros no hayamos sido capaces de convertirnos en una agente crucial en el desarrollo de estas normativas, restrictivas sin más. Personalmente estoy dispuesto a padecer restricciones, pero siempre que sean convenientemente extendidas a todos los agentes con intereses en el medio. 

Dejo este apartado aquí, pues no me pillará nadie entrando en detalles avivadores de la polémica, que acabarían por ocultar lo que sólo es un artículo de opinión ceñido a poner en valor la aventura de jóvenes  que, espero con buena fe y tolerancia, han puesto su idea en compartir experiencias.

He visto mucho, sé lo que hay en el mar. Y de todo ello, me quedo con pocas cosas, pero importantes: un buen y leal amigo, un amanecer de octubre, un robalo luciendo su húmeda librea… ¿hay algo mejor?

Pero os deseo suerte en estas iniciativas, como al que madruga en pleno invierno y fruto de su esfuerzo engaña a más peces de los debidos…mañana ¿estarán ahí?


Deseo que sí…

13 comentarios:

  1. " ... Personalmente estoy dispuesto a padecer restricciones, pero siempre que sean convenientemente extendidas a todos los agentes con intereses en el medio...". Yo no lo habría dicho mejor.

    ResponderEliminar
  2. "cómo es posible que nosotros no hayamos sido capaces de convertirnos en una agente crucial en el desarrollo de estas normativas."
    Buena pregunta,pero me pregunto si abogaríamos por mayores restricciones,o todo lo contrario...
    Buen artículo,gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil pronosticar slash Personalmente en una costa llena de robaloslo de menos sería el CYS pues lo practicaríamos pues el pez perdería otro valor que no fuera el meramente deportivo. Pero mientras tenga valor y sea escaso, depende de la voluntad personal, auqnue con el tiempo y tolerancia ésta es modulable, eso seguro. Pero las imposiciones morales a nadie le gustan y son perturbadoras si deseas promover el CYS,por ejemplo.

      Eliminar
  3. Para hablar de restricciones ¿a ver quien me sabe decir cual es el cupo del PALANGRE,las horas reglamentarias de tenerlos echados,el numero de barcos maximo por zona y por dia,los kilometros reglamentarios y el numero de lineas y anzuelos permitidos y dado que no es un metodo selectivo,porque lo mata todo,lo grande lo pequeño lo que se puede pescar y lo que no es para llorar Y QUE LUEGO VENGA UNA MINISTRA DE MEDIOAMBIENTE Y DIGA CON DOS OVARIOS QUE LA ESCASEZ ES CULPA DE LA PESCA DEPORTIVA........... ESTE PAIS ES DE RISA..................

    ResponderEliminar
  4. Para hablar de restricciones ¿a ver quien me sabe decir cual es el cupo del PALANGRE,las horas reglamentarias de tenerlos echados,el numero de barcos maximo por zona y por dia,los kilometros reglamentarios y el numero de lineas y anzuelos permitidos y dado que no es un metodo selectivo,porque lo mata todo,lo grande lo pequeño lo que se puede pescar y lo que no es para llorar Y QUE LUEGO VENGA UNA MINISTRA DE MEDIOAMBIENTE Y DIGA CON DOS OVARIOS QUE LA ESCASEZ ES CULPA DE LA PESCA DEPORTIVA........... ESTE PAIS ES DE RISA..................

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Sólo son palabras, Ricky, sin argumentos. Seguiremos teniendo el derecho a pescar, aunque ciertas restricciones me inquietan. Ejemplo: no entiendo de ninguna manera que se prohiba peca deportiva ( incluso con obligada CYS) en parque nacional y a escasos metros la flota de bajura tiende toda suerte de aparejos... Pero no magnifiquemos el tema, que hay que conocer también el modo de vida del sector, sobre todo el de los marineros ( sin nóminca, sin horarios, sin seguridad diaria, sin vacaciones...)pero sí, la verdad es que en casos se propasan bastante , y más si no hubiera controles. COmo sociedad estamos a muchos pasos de países más avanzados, eso está claro y quiza por ello a Noruega le dan tanto cupo de caballa, ¿será porque cumplen?.

      Eliminar
  5. Honradamente: no he entendido muy bien qué es lo que nos quieres decir, Carlos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curro, seguro que va relacionado con mi escepticismo en general. Y quizá la tolerancia, pues adaptar la mentalidad de todos a lo que algunos desean pues siempre es algo que suena a "autoritario". hay diferentes sensibilidades en la pesca, como en todo. SI el mar fuera río y estuviera prohibida la pesca profesional y sólo se permitiese deportiva con cupo y fomento de CYS, incluso así habría quien se propasara. Los peces de mar son manjares y tiene precio, y nosotros no dejamos de ser "humanos".

      Poco a poco...

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Sí, compañero, si eres algo escéptico y muy tolerante. Cómo me valorarías desde el punto de vista ético. Ingiero lubinas ( con respeto casi religioso) y suelto lubinas que otros, practicantes reconocidos de CYS, se llevarían. ¿es una contradicción? pues no sé, cada uno que se aplique su ética. Pero hemos de respetar a los demás.

      Eliminar
  7. HOla Carlos,

    Muy buen escrito, como siempre. Coincido en muchas cosas contigo, aunque en otras claramente no.

    Para empezar no me parece que todos los comportamientos sean por igual, dignos del mismo respeto y admiración.

    NO existe la verdad absoluta y por tanto nadie la tiene en su poder, y tampoco existe nadie completamente coherente con sus predicas, por lo que evolucionar es imprescindible en la vida y por supuesto en la pesca. Quizá el terrible declive de todas las especies en el Mediterraneo nos ha hecho a muchos, avanzar hacia la senda del Captura y Suelta antes que en las ricas aguas del Cantábrico, pero eso no quita que esten igualmente castigadas y que cien años atrás dieran diez veces más capturas y de más peso, lo que no creo que a muchos disgustara que volviera a ser.

    Muchos jóvenes como yo, pensamos que la pesca de hoy día, nos pide cambio, evolución. Hacer uso de toda la información que tenemos y actuar lo más coherentemente posible con nuestro deporte. Y eso, inevitablemente pasa por practicar Captura y Suelta con las Lubinas inmaduras, pero sobretodo con las Grandes reproductoras, poniendonos a nosotros mismos tallas mínimas y máximas, como otros países mucho más avanzados ya llevan años practicando por ley.

    Hay una verdad innegable: si todos soltamos gran parte de nuestras capturas, y solo nos llevaramos tallas intermedias, nuestro deporte sería mucho más satisfactorio y productivo. Cuantos más peces matamos, menos habrá el próximo día que salgamos al mar...menos probabilidades de éxito y más de porra.

    un saludo,

    Miguel Angel

    ResponderEliminar