domingo, 8 de julio de 2012

Ahora estoy seco, en mi hogar, tecleando al tiempo que espero que el horno trabaje y devorando unos pistachos...Sirvió al corazón y al espíritu. Un paseo matutino, para comprobar cómo un cielo plomizo manaba agua aquí y allá. Y no estoy en edad de someter mi cuerpo a mojaduras innecesarias.



Me apeteció levantarme, y poner a prueba  los escenarios habituales. No dieron frutos, salvo un par de lubinas escolares. Seguro que por los arenales andan, más cómodas y bien alimentadas. Aunque la costa debe estar repleta de pasto, pues los delfines arrimaron al mismo veril

¡Espectacular!

3 comentarios:

  1. andar no se por donde andaran...las pequeñas si pero las grandes a saber...un saludo y enhorabuena

    ResponderEliminar
  2. hola carlos yo igual picadas continuas de alevines y sueltas la mar fatal,fallo otra vez del windguru.saludos colega.

    ResponderEliminar
  3. Lo importante es ir,, ya daran la cara las gordas,,,buen gesto con esas sueltas, estan mejor creciendo en el mar.

    Felicidades por tu blog.

    Saludos

    http://bolicongrioteam.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar