miércoles, 29 de agosto de 2012









Cruel objetivo del tiempo, sentarse a ver yacer nuestros huesos en decúbito. Los abuelos “sapiens” seguro que no evaluaban los acontecimientos futuribles; es decir, no me hago la idea de un homo divagando, allá por el 25.253 a.d.C. “¿qué será de nosotros en el 25.190…?”

Circulamos día a día como expresión de lo que es un simple giro de un planeta entre miles de millones de planetas. Y aplicamos tan simple escala a nuestra vida.  ¡Qué somos sino una relación extremadamente exigua de momentos felices! Pues como el vacío en el cosmos, así es nuestro espacio vital, sea por diez o cien años.

No hay más que momentos, recopilados en una frágil memoria; imágenes que se cuelan entre fuegos de artificio, entre puntos brillantes que salpican nuestros ojos al bajar los párpados.

Escepticismo ante lo que no es místico, como la política, inmisericorde con el débil. Y una búsqueda de aire, un resuello, un alzar la vista para captar efluvios de algas y espuma de mar. Imagen, al fin y al cabo, que diseñamos en nuestras entrañas, donde ahuyentamos todo aquello que nos apesadumbra.

Sobre la prieta arena, esas pisadas de bajamar, efímeras a nuestra espalda ahora batida por la resaca. Ésas, son una metáfora de nuestro avatar, de ése que nos lleva a todas partes, al que dirigimos mediante pensamientos. Y luego, un paso fugaz a través de la puerta de matrix.

............     .............

He ido alguna vez, pero los resultados (si los medimos en lubinas) han sido escasos. Las mareas no me han correspondido estas dos semanas, pero tampoco afronté la pesca con la debida intensidad. Ahora le dedicaré más tiempo físico, pues desde el puesto de mando la pasión sigue estando ahí.

Ya os contaré…

4 comentarios:

  1. Hay que seguir tentandolas Carlos porque haberlas haylas y doy buena fe de ello !!!!!!!!!!!!que viva septiembre!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. A falta de robalos (de momento),magníficas fotografías,como de costumbre.

    S2 cordiales

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Si no existieras..habría que inventarte!!
    Hoy podría ser un buen día de pesca, pero los astros no han tenido a bien acudir al encuentro..
    Y mira que le damos vueltas a la "cosa" y somos incapaces de descifrar lo que ocurre en el cosmos, el cual nos sostiene tanto como emociona.
    Un saludo, Sr Carlos Redruello.
    PS: Mi comunicado desde "Más allá de Orión"

    ResponderEliminar
  4. Profunda reflexion..en cuanto a capturas,muy contadas y de escaso tamaño.A seguir esperando esas marejadas..Saludiños

    ResponderEliminar