viernes, 21 de septiembre de 2012

MI reloj de pulsera...



Pertenecía al otoño, y traía ese apagón prematuro, efímero fulgor que daba una postrera caricia a la Sisarga. Céfiro liviano, apagado y ya fresco, orientando un próximo cambio de estación.



No había intención más allá de mojar el SLS 17 F-G en su versión Tournament. Dos colores me atrajeron, pues el resto era cosa conocida.

Un ensayo breve, sin respuesta como de costumbre; y espacio para reflexionar...

Una bolsa de compra con un pack mínimo, pero que puede surtir las necesidades de una familia media. En tiempos  de penuria, de azote miserable gestionado vilmente por tanto mamón, treinta euros es mucho dinero.

Tengo a bien una excelente relación con los profesionales del pormenor en avituallamientos para nuestro deporte. Defiendo la tradicional tienda –física- de pesca. La afabilidad, confianza y trato excelso son corrientes, al menos en aquellas que yo frecuento. Por ello vaya por delante mi deseo de que sorteen la crisis cuanto antes y que de estas palabras no se derive intención malsana que pueda perjudicar a un sector  sujeto a profundas transformaciones.

Pero son “casi” treinta euros. Y, sin embargo, nos volvemos a cegar, una y otra vez, tal es la desaforada pasión que nos embarga.  Incluso afinando en un generoso descuento, es mucho, mucho “money”, por un producto que sí, que aúna gran calidad técnica y bla, bla, bla…

5.000 de las antiguas pesetas, suficiente hace cuatro lustros para comprarse una estupenda caña de pesca; e incluso hoy en día,  exacto precio de alguna vara de spinning made in China, perfectamente valida para la pesca…

¡Vengan clones y clones, a 4 euros! Porque no sé si he estado enfermo estos últimos años. Cómo he cambiado: de contar con un equipo polivalente y muy económico durante la mayor parte de mi vida,  a rascarme el bolsillo para adquirir estos caprichos, tan eficientes por otro lado.


¿Un problema de salud, quizá?


Mi reloj de pulsera: 30 euros, con luz, crono, alarma...


9 comentarios:

  1. Carlos, que volcánica está la vida..recuerdo episodios de mi infancia en los que disfrutaba con una cáscara de nuez, viendo como se deslizaba por un estrecho reguero de agua, sin más aspiración que la de que no volcase antes de llegar a una imaginaria meta..ahora me apego en algunos momentos a la tierra y cultivo algunas hortalizas para sentir el dulce contacto del edén.

    ResponderEliminar
  2. Sí, Julio. SI miro hacia atrás me veo en el camino enfrente casa de mi abuela. UN camino de piedra y tierra, hace muchos años asfaltado. Caminar a lo largo buscando clavos, o cualquier artilugio ; llenando bolsas de pipas de tierra ( como si sacos para cargar al camion se tratase); y esperar a la luna para coger caracoles, preparar la vara de avellano o caña e ir de la mano de mi tío a las barbadas, en traje de baño, de noche, casi sin luz...y tantas cosas que ahora los niños ni se imaginan.

    A mi hijo trataré de inculcarle el valor de la naturaleza, pues está claro que el sistema se ha ensañado con nosotros. No somos tan culpables como los Poderes Públicos nos quieren hace ver. De hceho el hombre es un ser natural, nunca lo hemos abandonado.

    ResponderEliminar
  3. Tu por lo menos tienes reloj yo nunca lo pongo y lleva 10 años adornando mi mesita de noche jaajajaja. Con lo del material de pesca las 2 grandes marcas ya se pasan sobre todo shimano y normak con subidones de + de 100 euros por la cara y el que estan preparando para esta temporada toda una canto a la verguenza tratandose de los mismos productos,me alegro de que otras marcas les roben por merito propio del tiron los clientes con calidad buenas ideas y precios mucho mucho mas comedidos.En lo personal mi arcon de spinning se encuentra muy bien surtido para proximas temporadas y si acompaña la salud seguro que me dara muchas alegrias al final he descartado por logica lo del rastrillo y deshacerme de material optimo para proximos tiempos en los que comprar un señuelo sea tan privativo como comerse un bogavante,por supuesto si tengo tiempo seguire fabricando mis propios señuelos a los que no afecta tanto la crisis y que dan alguna satisfaccion mas si cabe cuando cazan alguna pieza de calibre aunque cuando los lanzo al agua se me atenaza algo el brazo y no les dejo bajar tanto como a los de plasticuzo no se por que sera...

    ResponderEliminar
  4. Ya puedes ver el catalogo shimano italiano 2013 y puedes ver los precios para llorar que trae la marca,este año paso olimpicamente de shimano y espero que sea mentira lo de que un stella 5000 sw valdra 971 eurazos,supongo que seran erratas y aunque me gustan el sustain fg a esos precios prefiero pescar a punta vara como a las truchas anda y que vayan a robar a hacienda que ya se sabe quien roba a un ladron...

    ResponderEliminar
  5. Afortunadamente me acabo de comprar la shimano lesath spinning bx 330 mh y no me ha costado 730 euros como marca el catalogo si no 450 gracias a JJ porque sera la unica caña nueva shimano de este 2013 en mi arsenal de destruccion masiva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LOS distribuidores sufren también el cambio euro /yen. Y los precios no dejan de subir. Está siendo una exageración que seguro "asfixiará" los comercios.No sé si Normark ha ajustado márgenes, pero sí sé que los comercios son los que al final más hacen por el consumidor.

      Con todo lo que cae, pues mira que he vendido tres varas para comprar una. Y he descartado comprar en japón, pues las Daiwa están fuera de mi alcance ( pues hay que sumar costes aduaneros, o sea, un 35 % más con lo que una morethan 121 M se te va a llos ¡¡¡1000!!!...)


      SI os preguntais la caña que compré...en próximas ediciones robalospin,je,je...

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  6. Es ley de vida,Carlos.Al principio,no solo en la pesca,sino en cualquier otro tipo de actividad,con cualquier cosa nos apañamos.Todo nos parece bien.Pero conforme va transcurriendo el tiempo,nuestros gustos se van sofisticando,y ya solo estamos conformes con el señuelo de 30 €, con el móvil de última generación,o con el portátil con más gigas de memoria.Y aun eso,por un corto espacio de tiempo,porque ,tan pronto conseguimos algo,ya estamos queriendo más Como dice Julio más arriba,los niños de antaño ,al menos los de mi generación, nos conformábamos con una cáscara de nuez a modo de barco, con un aro metálico que hacíamos rodar horas y horas ,o con un armatoste de madera,provisto de 4 rodamientos a modo de ruedas a lomos del cual, lanzándolo cuesta abajo,disputábamos imaginarias carreras de Fórmula 1 . Le cuentas eso ahora a cualquier mozalbete de 11 ó 12 años,con todo su arsenal de Iphones,Play Stations y otros artilugios similares,y te miran como nosotros miraríamos a un marciano recien descendido de su platillo volante.Probadlo (si es que ya no lo habeis hecho),y lo vereis.
    S2 cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que lo digas!Es casi imposible sustraerse a este consumismo. Anque en lo que a mí respeceta, sólo me dejo llevar en mi pasión por la pesca. EN todo lo demás soy espartano. No queda otro remedio, pues para todo no hay, y la familia es lo primero. Un abrazo, Justo.

      Eliminar
  7. Son tiempos de dar prioridades. En primer lugar lo que uno más valora y luego, una gradación negativa hasta lo más tribial o que obviaremos.
    Eso sí, creo que los que hemos nacido con la peseta, somos los únicos que podemos hacer la conversión mental que nos llegue a hacer huír de un producto ante la magnitud de su precio.
    Y creo que esto aún no te termina mañana.
    A pesar de ser más joven que Julio, yo también me entretenía a la salida del colegio, haciendo carreras de "barcos" (bolas de poliextireno, trocitos de madera, etc. Construía mis propios carros de bolas para tirarme por las cuestas, etc.
    Y por esas cosas éramos y somos más sanos. El que uno se "apalanque" con la consola en la habitación, hace que no necesites de otras personas para entretenerte, pero serás pobre en humanidad, porque carecerá de contacto humano. A la vez que no gozará de tanta salud como los que jugábamos al fútbol en la calle o al escondite por la noche.
    Es por ello que la pesca puede ser un buen sustituto deportivo a estas actividades ... pero no a cualquier precio. ¿Por qué? `Pues porque uno también puede disfrutar recolectando setas, recorriendo sendas o visitando lugares en bicicleta. Y para esto desde luego, no nos tendremos que hipotecar.
    Sólo espero que remita estasituación por ambas partes.

    Saludos

    ResponderEliminar