sábado, 1 de diciembre de 2012

Arcoiris frente a la Bahía

Tenía pensado madruguar para hacer una visita a cotos que ya hace tiempo que no frecuento. Me atizaba la idea de combatir, de esta manera, la parquedad que muestra la zona habitual de pesca. Pocas son las oportunidades y era de noche cuando comprobé que el tiempo no había mejorado aún. Llovía de forma moderada, pero suficiente para retraer mis intenciones previas. Así las cosas, dejé pasar el tiempo. Ya el sol aparecía, emitiendo un poderoso destello, muy oblicuo. Una café descafeinado y varios churros, como preámbulo a una excursión por el Seixo blanco.

Pero me desvíe, y a toda prisa, cuando vi la imponente imagen de un arco iris.

A lo largo de mi vida he visto muchos. Pero ahí, delante del cabo de Mera, en plena bahía y ¡perfecto! Y hoy llevaba la cámara réflex. Una con el 8mm, otra con el 10 mm... un semicírculo precioso contrastando con esos nubarrones de invierno.








1 comentario: