sábado, 12 de enero de 2013

Había que intentarlo. Pero cuando el temporal viene, queda aguantar el aguacero. Y lo mejor, un arcoiris increíble (lástima de réflex y el 8mm).  Unos lances, con un mar ya pasado de revoluciones. Nada de nada, como de costumbre en  esta costa despoblada de robalos. Nunca peor...








5 comentarios:

  1. Hola carlos,como tu dices esto sigue desierto,mientras estoy pescando a los calamares que almenos se pilla algo.buenas fotos y un saludo

    ResponderEliminar
  2. Aúpa Carlos, guapas fotos. Estuve hablando con Pín y ya me dijo las cargas de robalos y sargos que han hecho los barcos por Asturies.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar