martes, 23 de abril de 2013

Otra "nortada"

Magna luz crepuscular. Cada temporada las inclemencias pasan factura a un cuerpo que va sumando inviernos. Este ha sido -¿se ha acabado?- especialmente duro. Una laringitis toca ahora, por tercera vez. Pero no me resigno.

Mucho mar de fondo y viento de norte. Feo, feo, me hizo desistir por la zona habitual . Pero tales eran las ganas de echar unos lances que  busqué refugio en la zona interior. Por estas playas coruñesas también circulan las lubinas, pero dar con robalos grandes es más complicado o azaroso.

Me quedo con esta puesta de sol,  con la belleza de un marco que no estaba propicio, pero que regaló un par de lubinas que fueron devueltas a su medio.  Un vídeo os indica cómo estaba el mar, con un lecho lleno de algas. El vídeo de la suelta, desaparecido de la tarjeta, seguro que no di bien al click,ja,ja...

No hay comentarios:

Publicar un comentario