martes, 21 de mayo de 2013

BAYCRAP 90F (DICE)






En esos escenarios donde el mar es poderoso, y tiñe de blanco el cantil, la lubina no tiene, por lo general, excesivos remilgos a la hora de atacar un señuelo, por grande y de burda concepción que sea. Es lo normal, pues en aguas agitadas el pez mantiene –hipotéticamente- un menor control sobre la presa. Esta circunstancia se nota más si cabe en spots de aguas someras, donde necesita refugios que la cobijen cuando pasa un potente tren de ondas, para luego mostrarse agresiva detrás de un alevín – nuestro señuelo- bien pasado entre las rocas.

Esa lámina de agua entre la superficie y los 40—60 centímetros podemos considerarla como espacio shallow. Contamos, para cubrir esta franja con multitud de modelos, muchos de los cuales ya han sido probados en R.T.S. Encontramos, entre los que me vienen a la cabeza,  muchos en el estrato superior a 100 mm (feed shallow 128-105 (Tackle house), Morethan X- cross 120 SSR (Daiwa), Terrif DC12 (DUO), Gaina 123 (TIEMCO),  Pointer 125 SSR. 140 SR,  Gokou 110-127 (Bells), Fake baits 125 ( Maria), S-Four 110-125(F-Tec))… y también, aunque menos habituales , más pequeños ( ZBL 90S-SR (Zip baits), Terrif DC9 BULLET (DUO), S-Four 90F(F-Tec))…todos ellos sujetos a diferencias y peculiaridades cuyo análisis no viene a cuento ahora.


El Baycrap 90 (90mm//11,3gr) está en esa categoría de plugs shallow de dimensiones contenidas, pero dotados de ciertas capacidades para nuestras partidas salt water.





Como veis en fotos, se trata de un diseño ortodoxo, con forma de alevín compacto sin que una dimensión resalte sobre las demás. Es una anatomía pura, prístina, sin detalles barrocos.

Incorpora un STM moderno y eficaz, dotado de un sistema de retención magnética. Una bola se desplaza a lo largo de un túnel de unos 50 mm de longitud. La bola es retenida en un habitáculo anterior y queda fija gracias a un pequeño imán con típica forma de moneda. El conducto es inclinado y en el tercio proximal se incurva bastante. Deja espacio debajo, ahí donde han implantado un contrapeso. Dispone además de una bola anterior y una pequeña en la cola, que hace de rattlin. Ideas muy vistas, pero que permiten  una gran capacidad de lance y mucha estabilidad.En definitiva, una elaborada arquitectura interna, moderna y funcional.









El labio es reducido y presenta una orientación típica de los plugs de acción superficial.






La estabilidad durante el vuelo está garantizada por el eficaz STM. Así mismo, pese a contar con poco más de 11 gramos, resulta sencillo conseguir distancias medias-altas si usamos un equipo ML, necesario para extraer las virtudes de un señuelo ligero y de acción floating y shallow.

La acción es contundente,  con un T-W&R , que no por visto deja de ser un movimiento súper realista y sugerente. Como ya manifesté en la primera entrega, el diseño otorga pistas que no hacen otra cosa que acreditar la capacitación técnica del staff DICE. Se puede acudir a la oposición de un labio más ancho y capaz, como  vemos en los laboratorios F-Tec o Tackle House… con el objetivo de conseguir un buen Wobbling sin más problemas. 



En el Bay crap, el centro de gravedad se adelanta y suma al peso de las dos bolas delanteras la pieza triangular fija. En esta posición, el señuelo presenta la tendencia a un tambaleo lateral, efecto que precede al rolling que se hará seña de identidad. El labio, pese a contar con tan escasa superficie, es suficiente cara a alterar la trayectoria sumando al movimiento global un wobbling cerrado. Por consiguiente, aplica la física habitual en el concepto de diseño de estos modernos plugs. Y lo hace de forma muy eficiente, lo que deja alto el pabellón del fabricante.

Un tambaleo a baja velocidad de recuperación deja paso al W&R que vemos en vídeo.




Dicho lo cual, me sorprende cómo han bajado los precios de los señuelos DICE esta temporada. Aprovecharé la coyuntura, ja, ja…  




No hay comentarios:

Publicar un comentario