lunes, 13 de mayo de 2013

YAMATO O.S.P.



Esta es la historia de un artificial con el que te relacionas, quizá un poco tarde, y solo se te ocurre “decirle”:- “me hubiera encantado conocerte antes…”

Mas nunca es tarde si la experiencia vale la pena; porque valer, pus sí, son unos cuantos euros. ¿Y cuánto estamos dispuestos a desembolsar por un artefacto tecnológico tan genuino? Si ya tenemos la respuesta puede ser después de haber explorado el mundo “low cost”, súper poblado de modelos, y no todos necesariamente copiados, ni mucho menos.

En mi caso, como claramente soy un “culo inquieto”, todo es interesante para alimentar la hoguera de la pasión, si bien me reconozco como un rastreador “matrix” a la búsqueda virtual de las mejores ofertas, que algo positivo tenía que aportar la “red”.


El Yamato está creado en la cocina O.S.P., cuyo plantel tiene acreditado un prestigio en el diseño de señuelos artificiales “black bass”, o sea par agua dulce,  aunque nos pueden servir (dígamelo con el Rudra, que me ha dado muchas alegrías)






Un poco como de nuestra familia, pero de la rama emigrada, espabilada y rica. Y es que los japoneses, no solo tienen curiosidad e inventiva, sino que -y es aquí donde nos ganan por goleada- una misteriosa capacidad para transformar los sueños en realidad, eso sí, ayudados por un sistema económico pujante y que presta facilidades a la iniciativa empresarial.  Y es cuando me viene el “¡Viva España, los toros y el Real Madrid….!


La forma es de stick, una  simple capsula que presenta en su faceta craneal las principales señas de identidad: espacio cóncavo, dos canales excavados a ambos lados y lo más importante: dos aros de sujeción, responsables de su acción multi-variante.

No he realizado pruebas comparativas respecto a la capacidad de lance. Me basta constatar que cumple de forma efectiva en el estrato medio-alto con suficiente solvencia. Queda “mucha tela que cortar antes de entregar un dictamen definitivo, ya que solo ha sido sometido a pruebas valorativas de acción, pues lógicamente sentía curiosidad por la comentada particularidad técnica.

Ya os enlazo de nuevo la web O.S.P. para que veáis datos oficiales, colorines y demás.


En el vídeo resalto impresiones tempranas, recabadas durante la sesión de ensayos. Creo conveniente ajustar los comentarios, de forma pausada a través del teclado:

Todo varía según realicemos la fijación de la línea (mediante nudo o mejor con nuestras grapas preferidas):


Fijación en aro superior:


Tanto a baja como a alta velocidad de recuperación, el modo principal que el señuelo toma es un diving. Se sumerge a la menor iniciativa que mostremos bajando la puntera. En modo S&G sube y flota inerte. Alternando puntera abajo con puntera arriba podemos hacer que baje y suba, aunque la pertinaz tendencia del Yamato es  claramente a realizar buceos prolongados.   En esta circunstancia varía el tipo de tratamiento:
-cranking: viene realizando una S tipo Slalom, una acción de la que no he conseguido extraer partido con las lubinas.
- TW: cambios de dirección, se comporta más como un minnow, pero no desarrolla un wobbling.
-Combinaciones: quizá lo mejor que podemos ejercitar es una mezcla aleatoria y a diferentes velocidades de S&G + TW//JK +Cranking.


Fijación en aro inferior:


Aparece el top water WD más ortodoxo. No es rápido en respuesta. Me parece incluso algo tosco. Pero sí que atiende al modo WD. Además poppea emitiendo un chorro,  que la concavidad craneal genera. Podemos recuperar  con puntera en alto (a las 23, aunque prefiero un poco más baja, a las 22 h)), pero no va bien con popping intenso. Mejor un TW moderadamente rápido.


Diving, popping, Sliding, Zigzag…mediante TW, Jerking y WD ortodoxos. Hace “de todo” y bastante bien, un ilustrado beneficiario del mecenazgo O.S.P.

Casi puedes comprarte cuatro super spook…Además prefiero el Patchinko 140, lo siento…pero no todo en la vida es dinero…y el Yamato está bien, pero que bien hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario