domingo, 14 de julio de 2013

Y sigue de este

Sigue amaneciendo demasiado temprano. Hasta el reloj despertador se duerme. Y aunque siempre merece la pena presenciar un alba - incluso con neblina-, lo que espera  enseguida es un acaloramiento que indica el camino de vuelta a poco que el sol se alza.




 *Fotos cortesía de José Groeiro

Calor, tiempo de primer cuadrante..tanto bochorno y tan poca noche. Quizá lo más indicado es aprovechar las horas nocturnas, pero bueno, a lo mejor ya no tengo la edad adecuada, ni la resistencia que impone la vigilia.
 

Y de día solo alguna roballiza alborotadora está dispuesta a pelear por un trozo de plástico. Bienvenida sea, de ida y vuelta  a su jardín privado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario