domingo, 25 de agosto de 2013

Caminante...

Es conveniente revisar los spots, por mucho que creamos conocerlos. Siempre hallaremos nuevas formas de interpretar lo ya visto. Y me dediqué unas horas a extraer datos de alguno que no tengo suficientemente controlado. Me refiero a datos tan importantes como el tipo de mar e intensidad que necesita, las horas de cierre de esquinas según mareas, si acumula algas y dónde...enfin, mucha información que procesar. Al final, dentro del cerebro, una circunvolución alberga un disco duro donde van todas estas imágenes, pensamientos, cálculos y deducciones, que nos ayudan a mantener un mapa aproximado del litoral. Esto es de suma importancia en el momento en que decidimos inclinarnos por uno u otro. Muchas veces, más de las que queremos, erramos en los pronósticos.






Hoy la mar cabalgaba en ondas muy potentes, con mar de fondo y naturaleza imprevisible. Optamos por una visita anhelada a unas playas pedregosas. La querencia lubinera hace tiempo que se esfumó en estos parajes tan privilegiados desde el punto de vista natural, pero con este mar y marea era posible que algún robalo hiciera una excursión próxima. No fue así, pero un clima propicio dejó algunas instantáneas, amén de la puesta de sol que ayer se cernió sobre el poniente asturiano. ¡Clímax y a recapacitar!