domingo, 4 de agosto de 2013

Quizá sí haya perdido algo deconfianza; pero "fe" , paciencia,  a sabiendas que es temporal, sigo depositando en la costa Dexo-Serantes. Conservo el depósito de combustible a tope, tras los robalos que tantas alegrías me dieron en mi querida tierra Astur. Puedo " vivir" de esos días una larga temporada, como una pitón en su árbol.






Así que le otorgué poco tiempo y a las ocho ya daba por finalizada esta incursión matutina. Un colacao con churros, una ojeada al diario y ahora contando esta historia.

He abandonado, aunque quiza sea "políticamente" incorrecto, la interrelación con la blogosfera. Respeto cada uno de los espacios que  prosperan en la red. El spinning dedicado a la lubina ha sido prolífico, y me alegro de ello. Diversas sensibilidades, variados intereses, multiples formas de enfocar y dotar de contenidos...algunos blogs suman cierta calidad gráfica; otros desprenden agradables aromas de pescador sincero; pero otros carecen de un mínimo tanto en lo visual como en el contenido e incluso hay espacios que considero como aberraciones de mal gusto. Pero todo es respetable, y en su mayoría gratis, aunque los hay que , además, son tiendas de pesca. Pero bueno, no me pillarán agitando la controversia. Simplemente, ya no estoy. No soy ni mejor ni peor, pero sí sumo agotamiento y pérdida de interés, por más que repito mi respeto y consideración  hacia todos.

Robalospin seguirá en abierto, ofreciendo lo mejor que un mejorable pescador, susceptible, misántropo, pero buena persona y sentimental, está en condiciones de compartir, de cantar al viento.


Muchos vendréis con la intención probada de comprobar si salen robalos en ese spot, para al día siguiente probar suerte; otros sois unos apasioandos de la técnica y buscáis  de verdad en estos apartados del blog; los habrá, me consta, que disfrutan de  las acometidas filosóficas y poéticas, que con más o menor tino se vierten con sinceridad; y están los que ni siquiera leerán estas palabras, para qué...en fin, que de todo hay y ahí está.

Seguiré danzando al son de las olas, bebiendo al rocío del alba y muriendo al corazón cansino de un robalo viejo...pero en este viaje iré solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario