jueves, 3 de octubre de 2013

Lipless minnows// pencils sinking modernos: ejemplo Blues Code 125 V slim



Sinking penciks, por la forma alargada y el comportamiento hundido; y lipless minnows, por carecer de labio y por ser capaces de realizar una acción típica de un plug nadador W&R.

El Blues Code slim 125 V (Maria) es un claro elemplo, y  lleva tiempo entre nosotros. Eficaz sin paliativos, dentro de un grupo en el que -salvando particularidades técnicas- se alojan lipless como el Aeno A30 de Tackle house (quizá el más parecido), el Súper ULM 115 (Smith), el ZBL Monsoon breaker 115 (Zip Baits) o el Daiwa Over there 110S. Y tampoco hay mucho más reseñable a esta lista de slim tan específicos.


Son 28 gramos, conseguidos dentro de un fino cuerpo gracias a un peso fijo inferior. El concepto es relativamente simple: un equilibrado con centro de gravedad bajo, y con relación alta peso/volumen.



El peso supera ligeramente esos 28 gramos. Lo vemos comparado con su hermano mayor (Blues Code 115 V) que pesa unos 34 gramos. 





 Fíjense la diferencia de pesos entre unidad BC 115V color CCOP (arriba) y el CRH



En el Blues 115 color CRH se ve bien el contrapeso. Está recluido entre los septos intermedios de resina, no está pegado (por ello se nota un “traqueteo” al mover intensamente el señuelo). El diseño es singular: una base alargada y una espina dorsal partida. Así se crea un centro inestable que permitirá el rolling. No he visto la estructura en el slim V, pero supongo que es similar.

El contrapeso del Blues Code 115 V. El incorporadp a la versión Slim no lo conozco igual, pero parece (en las escasas fotos que he visto)  más inclinado en extremo distal y con más relación longitud / volumen.

En esta radiografía del que lleva el 115 V vemos que no toca zona ventral. Así se consigue la "inestabilidad" deseada.



Una fisonomía cargada de estilismo y muy atractiva, como vemos en una serie de fotografías.
















Un diseño tan aerodinámico equivale a metros. Empleando un equipo clase M, estaremos en condiciones de llegar a unas cotas apreciables, siempre por encima de los 60 metros reales y siempre que los imperativos meteorológicos no supongan un obstáculo insalvable (viento potente de cara). Incluso bajo estas condiciones el V slim se mueve en largas distancias.

Esta virtud, inherente a este tipo de artificiales  nos ayudará mucho: ampliará el margen de maniobra con unas mediciones imposibles para otros señuelos long distance. Las 75 vueltas de manivela de un Stella 4000 SW-A cargado con braid 20lb lo dicen todo. Con viento neto a favor y una línea 0,16mm se multiplican los metros, con tiros que pueden superar lo 70 metros sin mayor problema.

Ahora estamos en condiciones de presentar una imitación lejos, muy lejos; podremos escrutar las posibilidades detrás de esta rompiente en la playa o en un canal que hemos posicionado durante la bajamar, y al que no hay forma de llegar con otros.

Pero así y todo, a simple vista no parece que le podamos sacar mucho partido. Equivocación, pues todos estos modelos son capaces de hacer virguerías bajo el agua, a saber:

Twitching: Mejor que un WD (con cambios de dirección de la puntera) se dejan manejar con golpes no muy intensos. Es un familiar twitching, que bien conocemos. Normalmente la frecuencia más común es FM -unos 2 toques por segundo, pero podemos manejar desde F3 hasta S1.

Por encima, es casi demasiada frecuencia; por debajo, prefiero intercalar Jerking, como veremos. La secuencia puede ser del tipo TA1-TA2-TA3…seguido (un segundo sería TA-TA-1-TA-TA- 2…) intercalando S&G (mejor en pozas  conocidas)

Jerking: mejor en zonas de cierta profundidad. Así lo complementamos con S&G. La secuencia sería: lance-señuelo baja (rolling fall)-jerking- S&G corto-jerking…-S&G largo (para dar tiempo a descenso)…

Ripping: Cuando el señuelo baja podemos levantar puntera como si usásemos un pincel o una escoba. El pencil sube con Wobbling. Mejor alternando con otros movimientos.

Cranking: desarrolla cierto wobbling y un movimiento en S Slalom muy típico.


Angulo de manejo: desde las 6 hasta las 12, medio huso horario mirando pescador desde lado izquierdo.



En la vertical 6 sería indicado en espigones donde lo que necesitaremos es bajar la puntera al máximo con el objetivo de ejercitar un control efectivo.

Normalmente usaremos la franja entre las 8 y las 10. En zonas someras conviene levantar más la puntera, incluso hasta las 12 para mitigar los frecuentes enroques. En estas situaciones y sobre todo de noche, un twitching lento S2 es “mortal”, y bien poco utilizado.

En playa alternaremos modos, buscando acertar con el mutable relieve.  Pero si es un arenal de muy bajo gradiente de caída será preciso un manejo algo suelto y desde posiciones medias.

Admite marejada y manejo rápido en zonas someras y función lenta con largos S&G y jerking en áreas de  más de 2 metros de fondo y máximo con marejada-fuerte marejada (3 Douglas). No he encontrado posibilidades con mares de fondo fuerza 4 o >4 Douglas.

Los vientos laterales complican el funcionamiento, pues arrastran línea desdibujando acción. Como máximo brisas 3-4 Beaufort. Pero vientos traseros permiten extender lances y no son impedimento, salvo  si hablamos de fuerza 7-8 en adelante. Dependerá mucho -todo diría- de la selección del spot.


1 comentario:

  1. Buenas:

    En la lista de señuelos no has comentado el creo que es el mejor en relación calidad-precio: el Reef Pencil - X3 Pencil. Para la playa es, para mi, el mejor señuelo que he usado.

    Fernan

    ResponderEliminar