jueves, 31 de octubre de 2013

Lo consigue porque lo trabaja, y porque sigue sus pasos con  personalidad, humildad  y mucho esfuerzo. Y este es el camino que , tan joven , Pelayo ya puede enseñar a muchos.  Pero no todos están hechos de esos mimbres, así es la vida...

3,5 kilogramos de robalo precioso, en un lugar que me ha dicho, será porque sabe que no puedo ir...je,je...






5 comentarios:

  1. Coincidimos el otro dia con Pelayo en el pedrero y lo que dices es bastante cierto, parece un gran chaval y de pescar seguro que sabe un rato largo, nos encanto hablar un rato con el, es del tipo de gente que mola encontrarse por el pedrero...

    ResponderEliminar
  2. Que buen pez, todo un pescador lleno de afición y constancia. Felicidades y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pronto nos pegamos una buena pateada de pedrero en busca de robalos!! Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Precioso Pelayo,se le ve bien fuerte.
    Puente largo y mar de fondo imposible,esta temporada me da pocas opciones a mi tiempo libre.Espero que me deje en algún momento mojar más señuelos.
    Enhorabuena de nuevo Pelayo y pronta recuperación Carlos,un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Que bonta captura Pelayo felicidades, si señor la juventud no es un abstaculo la pasión mueve al corazón a esa perseverancia necesaria
    Un saludo y buenas pescas!!

    ResponderEliminar