miércoles, 13 de noviembre de 2013

"amigos" y "enemigos", prueba superada...



Si edito una foto mostrando  un par de lubinas, bien… si tengo a bien poner otra al día siguiente otra y otra…pues ya tienes papeletas para ganarte algún “enemigo”. Y si osas  exceder el cupo ( impuesto por las Autoridades) pues ya no te digo nada los mensajes –de enemigos de facto- que te llegarán; si haces un publirreportaje de una zona de pesca, incluso si solo  pones un par de fotos cercanas a donde realizas una eventual captura, ya tendrás tus enemigos, alguno de los cuales te escribirá agraviado, tanto como seguro es que tendrás una docena de pescadores – muchos que ni te saludarán- al día siguiente en el pedrero en cuestión; si encuentras por Internet una oferta de un pez, que se parece milagrosamente a otro distribuido por una empresa, pues ya te ganas la inquina manifiesta de sus propietarios; si acostumbras a colgar fotos de panorámicas, vendrá alguien que diga que  mejor naturales y no manipuladas en un editor, en fin, otro enemigo; si das tu opinión acerca de un comportamiento, como es el uso de los blogs con fines espureos o simplemente para hacer publicidad de marcas y productos, pues ya eres candidato a disponer de una larga lista de enemigos; si evalúas las condiciones de un material, alguien vendrá con otros argumentos, que como no coinciden con los tuyos ( aquí se hacen con rigor) pues ya se enfadará, dejará de participar  y se borrará de la lista de seguidores, como ya ha pasado…y seguiría hasta el infinito.

En fin, que la lista de ”enemigos” resulta espesa. ¿Y los “amigos”, dónde están los amigos? Porque he hecho amigos reales, que me conocieron a través de la red. Hemos ido de pesca, les he descifrado humildemente algunos secretillos de viejo…y cómo no, ahora estamos enfadados con resentimientos. Porque mi carácter también es raro. No entiendo que una persona con la que tengo buen trato, a la que he llevado de pesca y he mostrado lo que sé, luego me aparezca con otra persona, porque ahora somos tres. Y sí, soy raro, un bicho raro, que resulta que con esa persona no tiene por qué tener disposición. Éramos dos y ahora tres,  y mañana…y luego tienes el “amigo”, que siempre te llama cuando precisa algo…pero mirad, de todos los amigos reales que he realizado durante estos últimos años cuento con un dedo de una mano los que me han llamado para interesarse por mi lesión, por ejemplo. E incluso entre los amigos viejos –ya saben ustedes, los amigos de juventud, de promesas de amistad eternas y... -, resulta bochornoso que ni siquiera se interesen por mi hijo, algo que duele como una punzada hiriente que deja atrás todo lo demás…El resto tendrán motivos, seguro que ciertos, entre los cuales destacarán mis rarezas y que no soy un buen tío y tal y tal. Quizá si me vendiese en retales, si fuera un coleguilla más de la tertulia de este u otro foro, o si asistiera –como hice hace años, algo que no repetiré- a esta u otra quedada…pues, enfín, quizá tuviera más “amigos”



Me quedan mis dos amigos del alma, en mi tierrina,  con los que conservo ese cariño imperecedero, que saben perdonar, que se comunican y están dotados de una sensibilidad especial. Son, simplemente, personas a las que adoro.

El resto, pasará a la historia.

Ya sabéis, “amigos” y “enemigos”, en el infierno nos encontraremos…

22 comentarios:

  1. Cárlos, cuanta razón tienes suscribo literalmente todo lo expuesto incluso estas cosas pasan con la propia familia. todos te adoran y aplauden hasta que dices la verdad o lo que sientes y ahí se acabó la amistad. Solo soy un seguidor mas de tu blog pero te comprendo .
    Sigue disfrutando de tu familia y de la pesca tal como reza tu lema.
    Un saludo afectuoso .

    ResponderEliminar
  2. Buenas:

    Carlos, ya sabes el refrán: ladran, luego cabalgamos...

    A mi, personalmente, no me gusta que alguien a quien he enseñado algún "coto" aparezca con más gente... pero también pienso que al no ser sitios privados, poco puedo hacer. Bueno, si, tener más cuidado la próxima vez de a quien enseño mis sitios...

    En cuanto al tema más personal... pues eso, es personal. Yo he pasado de tener un montón de amigos, a tener media docena de amigos y muchos conocidos... Es ley de vida.

    Ánimo, que no merecen la pena estos berrinches...

    Un saludo.

    Fernan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ""Coto"", los peces vienen y van.... las piedras no, hay sitios mas prolificos unos que otros eso si, pero hoy saques 10 peces no quiere decir que mañana al que llevaste contigo y otros 3 colegas mas vayan a pescar.

      Eliminar
  3. Así reza, Pepe: eramos los mejores amigos hasta que nos dijimos qué pensabamos a la cara.

    En este caso quizá no se está dispuesto d veras a la asunción de riesgos. Las tiendas que frecuento -y son muy buenos profesionales- saben el margen con que cuenta. Es más pequeño de lo que pensamos en señuelos top gama. Y ni de coña llega al 90 %, ni mucho menos. Por eso se instrumenta el negocio d eimportación directa de oriente. Pero claro, lo que no se puede pretender es cohartar la información, que ya todos, como adultos, conseguimos cuando queremos. Y menos aún llevar al terreno personal el asunto.



    ResponderEliminar
  4. Animo Carlos.
    Que tú ya estas curtio en mil batallas para tener que andar dando ahora esplicaciones de nada.Como bien dices todo esta al alcanze de todos y si te ahorras unos euros pues mejor.A ver cuando nos vemos por Luarca ó`por Vega......

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gelo, me cachis en la mar, eso creía yo. debo estar flojeras de la paternidad y los años. Cualquiera me ponía un pie encima hace 15 temporadas, machacando por Ortegal y finisterre dela mano del maestro José María. Tu sabes bien lo que ye eso, y sabes bien de la vida. A mí faltaronme un par de host...cuando era pequeño.

      Un fuerte abrazo. N sé si volveré a bajar la a la punta robaliceira, nin. Intentaré cuidarme, mejorar lesiones y a ver si puedo ecadenar unos añinos más disfrutando de esos mágicos momentos, que tantísimo echo de menos. Seguro que así se me pasa tanta tontería...

      Eliminar
  5. Para contar los amigos, sobran los dedos de una mano. Y aun siendo amigos-amigos, hasta que casen y crien no tendrás una certeza al 90%.
    Por lo del low cost no te comas más la cabeza. Si a alguien tienen que hacer responsables de sus penas es a los de Hacienda, que dejan que de China entre casi todo. O al sistema de representación, que hace que los margenes se los lleve quien no está a pie de mostrador.
    Un saludo desde el charco menos lubinero del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 100% de acuedo, Mon. Disgustos se lleva uno hasta el juicio final. Pero porm otro lado si me pasa a mí, supongo que también al los que se sienten ofendidos con respecto a mí.

      Entonces, a lo mejor soy yo el que tiene el problema Houston. Me lo haré mirar.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Haaaayyyy ... cómo te entiendo colega Carlos !!!!
    No voy a comentarte nada acerca de tu artículo, más que nada, porque tienes toda la razón en lo que dices, pero si me permites, te contaré una cosilla que me pasó este verano ...
    "Me saludo con muchísima gente cada vez que voy al pantalán a buscar la lanchita ... siempre ellos muy correctos .... en cambio, cuando estamos en faena (o sea, pescando) pasan a tu lado, pescan a tu lado, fondean a tu lado .... y ni te miran a la cara ... Y yo le decía a mi tío (con el que disfruté de muchas jornadas de pesca este verano), "joder, en tierra mucho bla, bla, bla ... y aquí, si te vás al fondo, que te den ..." , a lo que él me contestó ... "es lo mejor que te puede pasar Juan ... que así ya sabes a quién tienes de verdad " ... y tiene toda la razón meu.
    Son muchos seguidores los que tienes, muchos los que visitan tu blog diáriamente (entre los que me incluyo) .... y es normal que entre tanta afluencia de público, nunca llueva a gusto de todos. No te doy consejo alguno, ya eres mayorcito, honesto, sincero y sobre todo, tienes principios ... así que SIGUE SIENDO TÚ MISMO MEU !!!
    Un abrazo de un colega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, qué gusot da saber que sigues al pie de cañón. Es bien triste, y tú lo vives en una zona privilegiada...Yo entiendo la desconfianza, el recelo, pero no la maledicencia. La pesca es una actividad -para qué lo vamos a recordar- tan maravillosa, pero tan sujeta al factor "humano" que ya lod decían los viejos. "en la pesca -supongo que como enla vida- harás los mejores amigos, pero también los peores enemigos"

      Yo no qisiera calificar a nadie de "enemigo", en el sentido violento de la palabra. Pero sí reconzco que hay gente que no quiero ver a mi lado, porque no valen la pena, así de triste y sincero.

      Un abrazo. ME gustaría ser de sangre fría, y a tomar pol c...

      Eliminar
  7. Hola Carlos.

    Llevo bastante tiempo siguiendo tu blog y en estos años he asistido a discusiones más o menos correctas del estilo a la que tuviste con el señor de la tienda otro día.

    Como dices en el artículo da igual lo que hagas o digas. La envidia y/o la avaricia harán que alguna persona se sienta agraviada. Ya ocurrió en el pasado con gente que te acusaba de desvelar los emplazamientos de "sus cotos" como si la puesta solo la conocieran ellos y fuera de su propiedad.

    Lo mejor es no hacer caso de los comentarios que hace esa gente y dedicarnos a disfrutar de nuestro tiempo con la familia o practicando nuestras aficiones.

    Espero que te recuperes pronto, con la vuelta al pedrero las cosas las verás desde otra perspectiva y se te curará la fiebre "Low Cost" que decías tener en un artículo anterior.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xabi, das en e clavo, seguro que cuando pueda ir a pescar y hacer vida "normal" dejaré de "incordiar" tanto. El primer robalo que pesque os lo didico a todos, ji,ji.

      EN una isla hay dos personas. Al mes cada uno en un polo opuesto, de mala leche...y con los años te vuelves más extrañamente escéptico.

      Eliminar
  8. Hola,Carlos.
    Verdaderamente,amigos,lo que se dice amigos,echas la vista atrás y los cuentas con los dedos de una mano,...y te sobran dedos.Hacerlo bien para todo el mundo es una entelequia.Lo que a unos puede parecerles de puñetera madre,a otros tal vez se les antoje una aberración.Yo fui ,durante varios años,vicepresidente de un importante club deportivo de Gijón,con más de 16.000 socios,y puedo decirte,con pleno conocimiento de causa,que adoptar una decisión que obtenga un respaldo generalizado es tarea imposible . Personalmente,puedo decirte que gracias a blogs como este tuyo,el de Ricky,el de Miguel Piñeiro,el de Vitu ,el de Manel ,y algun otro que seguramente se me queda en el olvido,me he adentrado en la práctica de esta maravillosa modalidad de pesca y eso es algo por lo que siempre os estaré agradecidos.Y te aseguro que son legión los que piensan igual que yo . A los otros,a los que se creen descendientes de la pata de Pelayo,o que han inventado la pesca ,los que piensan que cometeis una herejía por compartir con vuestros lectores,trucos de pesca,señuelos,materiales y,que coño,incluso spots de pesca,y que por ello os niegan el pan y la sal,...¡que les den!

    Saludos afectuosos

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias, Justo. Tienes razón. SI estás en un pueblo donde conviven 20 personas, puedes pasar desapercibido ( no hablar, no quejarte, aceptar las palizas del terrateniente...) y te dirán delante del féretro de madera de pino: "qué buenín era, que Dios se lo llevó tan pronto..." SI entras en el bar, una tarde lluviosa de rayos y centellas y dices del vecín " cagon la puta, pepe me está moviendo una estacha en la linde de la tierra de arriba" Vale, date por jodido, que Pepe se entera mañana, porque habrá un vecino de oídos inexplicablemnete agudos, y ya tiene follón el buen aldeano para tres generaciones... El que calla nada dice, y otorga, pero bien puede estar muerto, callado por obligación. Y soy de los que callan mucho, por el bien común y ya sabes, que "en boca cerada no entran moscas"...

      Eliminar
  9. Mi madre decía que todos los refranes trabajaban y uno de ellos que contaba era: Amigos, ya no hay amigos, que el más amigo la pega, no hay más amigo que Dios y un duro, un durito en la faltriquera.
    Me resisto creer que este refrán trabaje, me gustaría que estuviera en las listas del paro.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Animo Carlos, no nos conocemos pero simpatizo contigo, te siento integro al otro lado del ordenador y aunque no participo por ignorancia en tu blog me siento agradecida de lo que aprendo aqui y de poder seguir leyendote. El camino mas duro y a la vez el mas bello siempre nos lleva a la verdad, cada un@ hacemos el nuestro sol@s, salud y que te recuperes
    Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Irene, me entusiasma que haya personas que pueddan encontrar algo en est espacio además de "locuras de pesca" Te agradezco muy especialmenete, pues no sé de muchas féminas que se interesen por este blog.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  12. Carlos, yo no quiero ir al infierno..podemos vernos en el paraíso todos..quizá las lubinas frecuenten su utópico espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "paraíso" intento ser una buena persona, querido Julio, "paraíso"...

      Eliminar
  13. Hola Carlos,yo como muchas otras personas soy de los que te siguen principalmente para disfrutar del contenido de tu blog,no tanto para aprender porque qunque me gusta la pesca y mucho más el mar y la naturaleza,no tengo tiempo ni condición física para andar mucho por los pedreros,aunque evidentemente podría aprender mucho de tus publicaciones en el blog y en la revista,simplemente quería aportar mi granito de arena para decirte que dudar es de sabios pero tienes toda la razón,si fueras un cantamañanas sin principios,deshonesto hipócrita,falso,no te plantearías estas cuestiones,en la vida no termina uno de desengañarse y sorprenderse hasta el final,simplemente darte ánimos y que aunque sea a contracorriente en medio de esta especie patética,sigas siendo tú mismo.
    Suerte y un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MIguel los principios a veces son finales si no los consigues a tiempo. YO estoy trabajando para afianzarlos, porque la cabeza a veces es incotrolable. Y se baan en evitar conductas qeu he tenido en tiempos pasados, que no me importaría reconocer. A sabiendas que todos tenemos derecho a renovar nuestra escala de valores. Lo único que reprocho a algunos es que ni lo intentan, porque "santos", de esos no hay muchos en esta tierra repleta de dramas.

      UN abrazo

      Eliminar