lunes, 4 de noviembre de 2013

Kamui



Por desgracia, muchos de mis sueños no se han cumplido, ni seguramente se cumplirán; afortunadamente, mis peores pesadillas tampoco, muriendo están solas, al menos por ahora...

Soy tan profundamente egoísta que escribo para mí. Y el tímido balbuceo se amplia con el eco que un soporte tan amplio como la blogosfera pueda generar. Para qué me iba a preocupar si la mayoría de reflexiones pseudo-filosóficas caen en saco roto: en parte, porque son baladíes e insignificantes; de otra, porque no aportan el pasatiempo que se busca en estos espacios divulgativos.

Mi gusto por la etnografía hace que, a la menor ocasión, me deslice, como culebra en prado húmedo, hacia cualquier recoveco al que mi diario peregrinaje por las tupidas sendas de información me lleve.

La etnia Ainu colonizó parte de lo que hoy es Japón hace casi 20.000 años. Su figura caucásica ha dejado restos que dan muestras de su especial cultura desde cinco milenios atrás.

Pero de norte y del sur, rusos y japoneses  fueron avasallando hasta dejar reducido su linaje a una mínima expresión. Principalmente en Hokkaido, mantiene aún sus costumbres adoradoras (los espíritus Kamui) y culturales.

http://es.wikipedia.org/wiki/Ainu

En la gran isla del norte la temperatura de las aguas conviene al ciclo del salmón. Los ríos siguen viendo el trasiego anual.  Los pescadores los esperan...

Palms (Anglers republic) tiene su sede central en la prefectura de Kanagawa, ciudad de Hiratsukashi. Si introduces el dato en google maps te lleva aquí. Y de hiratsukashi a Hokkaido hay un trecho, pero bien valdrá la pena coger el tren bala pasando por el túnel entre las dos islas principales del archipiélago nipón. Si es para pescar algún “chum”* y probar la serie rera kamuy (especialmente diseñada para este menester), mejor que mejor...

Busqué con olfato, incluso pedí consejo a un conocido vendedor. Me gusta este modelo, por su potencia en butt y su puntera fina. Una caña diseñada para contener los embates de un salmónido tan musculado, irá perfecta para los robalos. En una longitud extra larga y con un contenido peso (unos 300 gramos) servirá para culminar mi forma de interpretar la pesca a spinning en  los spot donde realizo la mayoría de mis  jornadas. Quizá sin la potencia para levantar un robalo, pero sí con la sensibilidad para manejar desde alto plugs, vinilos y jigs de 25 gramos en adelante,  disponiendo de una amplio margen C.W.

http://www.palms.co.jp/rod/palms-elua/en/rerakamuy/

Tenía otas opciones, como la Tenryu PM PWM126MHK, algo más potente y con un grip más “sea bass”, pero la diferencia de precio es alta.

Y otras como las Daiwa (new labrax 120M –F) algo cortas de potencia, o inalcanzables por precio (series morethan).

Ni tampoco hablar entonces de las Daiko Storm millier tmsrs 126 (que además es una M) o de la tan idolatrada pero también imposibles Avarice (ripple fisher) 126H.


Sueños incumplidos, al menos de momento…pero estaba palms, con su nueva  4 metros  C.W.:20-70, con su distintivo que expresa parte de la iconografía Ainu ( los grandes bigotes)  y una pinta magnífica, y a un precio diferente…


Lo veremos,  en episodios de spinning invernal sobredimensionado en los 4 metros, con tres metros de ola…


* Dos especies de grandes salmónidos género Oncorhynchus: Oncorhynchus keta y Oncorhynchus kisutch

http://fon-fishing.com/index.php/fichas-peces?start=161

A esta hora aún no me he decidido. Bueno, venga, lo consultaré con la almohada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario