domingo, 23 de febrero de 2014

La acción que consiguie un chivo está en la cuspide de lo que los metal lures pueden hacer. Por eso los uso tanto, por su valía a pesar de no haber cambiado de diseño durante décadas, ¿para qué?

Así que no suelo emplear mucho los casting-jigs. Pero siempre cuento con una colección, a la que añadí estos días el Mr Kolo ( Hart-Evia) de 105 mm y 56 gramos.




Bien se ve que es tan similar al Viva parade ( Maria) que es el mismo señuelo. Ahora que el fabricante japonés ha dejado de comercializar su jig, pues esta distribuidora toma el relevo, o algo similar, no sé.

Entonces no hay mucho que decir, pues el viva parade ya lo usé con profusión, aunque lo tenía "olvidado".
 
El Mr Kolo de 56 gramos sale catapultado a distancias imposibles. He conseguido -con viento de cola- 120-130 vueltas del Saltiga 4000H. Con el braided  nanofil del 0,22mm rebosando en la bobina, y sin abusar del cálculo que sugiere el ratio, estamos hablamdo de los 100 metros reales, conseguidos muy fácilmente con la cinnetic Black 360.

Una acción que sorprencde para un diseño tan "palo" y una gama de colores en la que no falta este rojo cebra ( nº 10) tan bonito,je,je...

Y un corto vídeo de la zona por donde busco horizontes repletos de robalos ( soñar qué fácil es...) Complicada zona y escurridizas lubinas, una combinación  que mueve adrenalina, sin duda...



1 comentario:

  1. ¡ Ay qué carallo ..no se te ocurriría bajar por ahí a tentar a los dioses !..A mi los casting-jigs me parecen muy válidos, más aún en tiempos de tanta modernidad meneándose bajo las aguas, incluso los más "patakeiros" pueden extraer escama.

    ResponderEliminar