sábado, 12 de abril de 2014

Con Nordeste bruto



El viento, salvo en contadas ocasiones en que se convierte en un aliado, es un enemigo constante de la caña de pesca. Más que por naturaleza, que también, lo es por su gradiente e intensidad.

Las combinaciones son  infinitas. Debemos estar atentos y enfrentar una jornada de pesca con el debido estudio preliminar. No es hoy ocasión de ser prolijo, pues no viene al caso, por eso valen unos simples ejemplos:

En 1º cuadrante tenemos lío. Mirad las fotos de ayer, con NE muy intenso. No hay nada que hacer, salvo si tenemos tiempo para buscar algunos spots adecuados, que los hay. El resto, complicadísimo, aunque siempre hay algún agujero donde meter la puntera de la vara. El NE, si  sopla durante un largo periodo, es bueno el primer día y luego va empeorando a medida que deja su impronta. En intensidad es peor, aunque a veces genera mar grueso de NE que deja algunas posturas con buenas condiciones. Y si es del típico que mantiene mar de fondo de NO de la borrasca pretérita, pues  no es malo, pero siempre hay que buscar abrigo, pues sujetar la vara -hablo de vara de sargo, principalmente, aunque para spinning poco cambia- se hace misión imposible salvo si accedemos a puestas a ras de agua (de estas conozco unas cuantas y son prodigiosas en sargos con estos tiempos).



De 2º cuadrante mejor no hablar porque no hay viento bueno, pues desnaturaliza todo dejando el mar tristemente bajo de energía y las aguas como un espejo: tiempo de bogas...


Tiempo de 3º cuadrante. Ya sabéis, de S a OS. Pero claro, un SO de baja intensidad con un mar tendido no ayuda; y sin embargo, un SO fuerza 7-8 con mar de fondo de noroeste de 4 metros…pues a mí me da la idea para unos cuantos spots buenísimos.

¿Y el NO (ya en 4º cuadrante)? Pues con intensidad “siempre” es malo, pues levanta tanto mar como incómodo –imposible muchas veces- es para la caña; pero con intensidad moderada o mejor baja, puede habilitar espacios con el mar adecuado, y es muy gustoso para los peces.

Los nortes puros bajan temperatura y barómetro y no me gustan en general. Ahora que claro, coincidiendo con debidas mareas y en ciertos escenarios son rompedores, que esto también me ha pasado. En estos casos,  importa la abundancia de sargos del lugar, más que otra cuestión. Si es muy intenso, genera esa onda de bajo periodo y de fea factura, que incomoda y no da buen pálpito; caso de estabilizarse con baja intensidad durante un par de días, puede que la mar se quede “plato de invierno”, de lo peor para nuestra afición (aunque puede ser muy adecuada para pescar a cebo vivo…)



Pero bueno, algún “diplodocus” sigue dándome alegrías, aunque reconozco que escasean estas dos semanas.


3 comentarios:

  1. Hola Carlos. Estoy con tigo. El nordeste es muy molesto para pescar

    ResponderEliminar
  2. Hola Carlos. Con salida planeada para mañana a boya, me mata leer esto, jajajajja. Dan viento S a SE!!! Pero teniendo en cuenta el mar que hay ahora, ¿sigue siendo igual de malo?. En principio no me tiene pinta de que se quede tan parado. En el articulo te refieres a los vientos, ¿cuando soplan durante mucho tiempo en esas direcciones?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Abel, el viento mientras no te impida aguantar la caña no es tanto impedimento. Pero bueno, has de buscar posturas primero buenas de sargo y luego que el mar deje pescar. Hombre, los estes puros son nefastos, tanto como una nortada exagerada. Pero dentro de unos baremos, todo es relativamente posible. He pescado con suradas fuerza 8, buscando el sitio. Ya te digo, el nordeste es cabrón, pero no malo de necesidad para pescar. Un saludo.

    ResponderEliminar