martes, 6 de mayo de 2014

Doctor, necesito ayuda…

Intento estudiarme, sí a mí mismo. Busco reproches, para intentar mejorar. Me llamo escéptico, pero soy más bien un comatoso pesimista. ¡Y qué mal lo llevo! Además, un tanto prepotente, sabelotodo. Sí, parece que éstos, y otros muchos más, están entre mi larga lista de punibles defectos. Doctor, necesito ayuda… ¿por qué me sienta tan mal? ¿Qué medidas debo tomar? ¿Comprimidos, supositorios…? ¿Por qué me joroba tanto perder un roballo? No es un trabajo, ni son mil euros, ni es un esguince en un pie…y qué carajo:¡hay muchas desgracias en este mundo cabrón! En fin… Pero no, no es todo, es que además doy lecciones: mira tío, si te veo hacer esto, pensaré que: “mal, chaval, lo estás haciendo muy mal…” Regla número uno: no -¡jamás!- puedes moverte en falso con un robalo prendido, y menos si lleva enganchado un vinilo, ¡nooo! que pasa lo que pasa, que la línea se destensa y el robalo se fuga… y cien veces lo he dicho y practicado…para volver al punto de partida, perdido en el tiempo. El hombre es el único animal que… Lo peor es que volveré a moverme, culo inquieto, porque con ese mar y circunstancias debía estar en lo alto, por prudencia. Y luego viene el robalo, atrapa el señuelo y todo son prisas, dificultades, mala sangre…y unas piernas que ya no coordinan como hace dos lustros…error tras error... Así las cosas, lo reconozco: ¡me jode mucho perder un robalo! hay tan pocos a nuestro alcance desde costa…pero sé que corresponde a un sentimiento irracional, mas doloroso, cortante…No sé el motivo. Me digo a mi mismo: “Carlos, si ya has pescado muchos roballos, puedes estar satisfecho…” y mi lado perverso, me dice: “nunca es suficiente, necesito otra dosis más antes de partir, que puede ser mañana…” Y en este conflicto me hallo, quizá más propio de un adolescente que de un hombre de tez madura que bien conoce cuales son los verdaderos problemas de la vida. Así que no lo entiendo, compañeros. "Doctor, dígame algo, que me tiembla el cuerpo y el corazón sale de la caja y estoy muy pero que muy triste, cariacontecido, cabizbajo…y jodido, y no sé el motivo" Y ni siquiera me alegro por la libertad de este magnífico pez...¡el colmo!

16 comentarios:

  1. Carlos, é mais uma aula de vida! Interessa passar o teste. O próximo não perdes! Saludos

    ResponderEliminar
  2. Supuesto Dr. responde: "es el afán de posesión el que te subyuga. Sugiero que deberías desprenderte de tus emociones perversas y abraces el cáliz del conformismo, agradeciendo al dador de vida su inmensa generosidad..aunque sea con reticencias".
    "consulta gratuita hasta hoy a las 11:06 a.m. ...Ya toparás con otro, ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Bonita reflexion, dificil de entender si no se siente.

    ResponderEliminar
  4. Lo tuyo no hay médico que lo arregle...
    Me siento identificado y no me preocupa si no tiene cura...bello es ser capaz de transmitir tanta pasión por algo...
    Un placer leerte...por tanto, espero que no te mejores de esa enfermedad que es la pesca y el mar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compañeros, por leer y enteder. No hay "trampa ni cartón"; hay "obsesión", sana no sé hasta qué punto, que hasta lo dudo. Aún no he acabado con responsabilidades diarias. Dentro de una hora espero poder ir, con la mente puesta en un nueva aventura, efímera, pero intensa. Estoy cansado y la tentación del sofá y la tv es grande, pero no me doblegaré, ¡"mecagotodo"! y además sé que inspiro envidia sana en aquellos que no podéis ir ( yo estuve lejos del mar años, y conozco esa desazón).

      Eliminar
  5. Con lo dificil que es hoy en día agarrar uno bueno,nooormal que tengas que ir al medico por ello,yo tambien iría,jejeeje...Mas suerte la proxima vez.Por la zona de caion y barrañan....no se saca una.Un saludo.Si te apetece pasarte por aqui: spinning-nordes.blogspot.com.es.Estoy empezando con el blog...sois todos bienvenidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. david, sí que estámal la cosita por la costa. Pero hay que seguiiiiirr. Suerte con blog.

      Eliminar
  6. Por cierto Carlos,he probado el biga 4´5.Y comparándolo con otros vinilos que le cuadruplican el precio.Sale muuuy bien parado...si señor,un gran descubrimiento,tuyo...por supuesto.Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Sentimiento irracional que bueno el relato!!

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo... El otro día en Dexo me pasó lo mismo, y tú estabas en la toca siguiente a la mía... Después de seis meses sin tocar la caña por estar fuera por motivos laborales, cuando yo soy de los que iba día si y día también, fui por fin a dar unas vareadas y di con el robalo más grande que me ha tocado hasta ahora... Lo peleé desde lo alto (también había bastante mar), lo cansé, vino rendido sin moverse ya, lo levanté seis metros y cuando ya estaba girando la caña para posarlo en la piedra...El hilo no aguantó y abajo de nuevo... Adiós muy buenas...

    ResponderEliminar
  9. Te entiendo... El otro día en Dexo me pasó lo mismo, y tú estabas en la toca siguiente a la mía... Después de seis meses sin tocar la caña por estar fuera por motivos laborales, cuando yo soy de los que iba día si y día también, fui por fin a dar unas vareadas y di con el robalo más grande que me ha tocado hasta ahora... Lo peleé desde lo alto (también había bastante mar), lo cansé, vino rendido sin moverse ya, lo levanté seis metros y cuando ya estaba girando la caña para posarlo en la piedra...El hilo no aguantó y abajo de nuevo... Adiós muy buenas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pamtumaka, si fuera fácil no desarrollaríamos esta pasión ingobernable. MEjor que sea así, que estén raras, escasas ( aunque "tanto" ya mosquea...)y difíciles. Esencia de vida...

      Eliminar
  10. Creo que es lo que tiene el Spinning, que como te da las satisfacciones a cuentagotas, pues nos engancha y hace valorar mas cada captura. Animo Carlos.

    ResponderEliminar
  11. Sigo esperando impaciente a que algún día escribas ese libro que tantas ganas tengo de leer !!!!
    Precioso artículo meu !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, amigpo, lo dejo pa la jubilación a ver si ahorro para poder editarlo, je,je. Y dentro de 20 años +- contaré más batallitas. Queda mucho que aprender y esta pasión merece más poso aún.

      Eliminar