domingo, 24 de agosto de 2014

USA WTD (Bomber Vs Heddon), reencuentro.

Son “puros” americanos, de Arkansas. Y reúnen en un concepto tradicional el “bueno-bonito-barato”. O lo que es lo mismo: cómo fabricar en calidad a bajo coste, algo que desde el otro lado del océano saben hacer mejor que nadie. Porque disponer de la posibilidad de adquirir un top por unos cinco euros, es algo que debemos poner en valor. Así, el Bomber está en una galaxia lejana, pues ofrece mucho a un increíble monto dinerario. No consigue ni el lance ni un desplazamiento tan refinado técnicamente como su adversario en estas cuitas de hoy, pero en conjunto no merecería reproches.

Tengo que volver a principios de este siglo para recordar las sensaciones manejando el popular Super Spook (Heddon) Y pasadas estas temporadas de casi olvido me quito el sombrero, ante su alucinante capacidad para moverse de una forma “sobrenatural” con un manejo simple Walking the dog.


Pero veamos algunas diferencias, que explican cómo uno es un súper serie:


La distancia de lance (Caña 11´ MH // Certate 3012H // PE Daiwa tournament 0,16mm//testigo: Patchinko 140), con una muy ligera brisa frontal y fronto lateral ( dos direcciones de lance) :


Bomber Walkie talkie High Pitch: 42-48
Heddon Super Spook :48-57
Patchinko 140: 65-74

El “Bomber” es parco en metros. Pese a lo que parece un diseño y volumen calcado, la configuración interna hace que el Super spook sea mucho más versátil en todos los lances.




Acción:

Bomber: reacción adecuada pero no perfecta. Hace un zig zag de X media, sin más entrega de sensaciones.

Super Spook: reacción inmediata, perfecta, sincrónica. Se desplaza de forma sugerente y hace un zig zag en X muy abierta ( de hecho casi consigue perpendiculares a la dirección del movimiento). Es digno de apreciar, cómo mejora mucho la naturalidad del Bomber.



Son parecidos, pero como vemos, el super spook merece la pena, pues se consigue a precios casi ridículos para la calidad incontestable que atesora. Viene con tres anzuelos que se pueden cambiar por modelo más potente ( el bomber lleva dos poteras de gran resistencia) y dispone de una gama de colores endemoniadamente apetecible.



En la otra banda está el Patchinko , al que acudo para comparar si bien se trata de un pencil popper, no un Top ortodoxo como los anteriores. Cuando la distancia es obligada, no tiene competidor.  

2 comentarios:

  1. Comentario que firmaría el mismísimo Perogrullo,pero que,no por ello (o por ello,precisamente jejeje...) ,deja de ser una verdad como un castillo : la calidad,no está nunca reñida con un precio asequible y supercompetitivo.Hacer algo muy bueno,pero a un precio astronómico,puede que tenga sus dificultades,pero sin duda es mucho más complicado hacer algo,tal vez no tan bueno,pero infinitamente mejor de precio.
    Sl2 cordiales,Carlos

    ResponderEliminar
  2. Buen analisis Carlos, pena que todos los artificiales no se acerquen al preciu del "super".
    Salud Carlos.

    ResponderEliminar