domingo, 14 de septiembre de 2014

Esperando al tiempo, tic,tac...

No acaba de agitarse en la forma debida. Sí, algún día muta ese aspecto de planicice acuosa por un mar de fondo que está ahí, pero le cuesta emprender la marcha. No obstante, ahora sí es cuestión de días, pues seguro que  después de un final de verano tan caliente, la atmósfera organizará sus enmiendas a la totalidad. 


Estoy esperando, deseoso de entrar en una temporada que el año pasado  no pude exprimir. Me acuerdo del "último" robalete que me dejó satisfecho de momento allá por mediados de septiembre, en la semana inmediata a mi operación de hombro. Ya ha pasado un año, la articulación no ha quedado bien del todo ( pero me deja pescar, sin cansancio extremo) y yo estoy más animado que nunca, con ganas de mover este pesado cuerpo por las zonas habituales y por parajes más lontanos, que  dará para visitar spots  que no frecuento desde hace tiempo.



El Biga 4,5 seguirá de titular indiscutible; es más, le auguro un otoño triunfal, dadas las virtudes de este soft tan increiblemente efectivo. Luego estará, cómo no, un minnow  tan insuperable como el SLS 17 F-G, del cual me he hecho provisión gracias a las irrepetibles ofertas encontradas en la red ( ha llegado a estar a 1000 yen, unos 7,5 euros). Se me escapó la primera ( ¡cómo volaron, aquí nadie avisa, je,je...!) por lo que hay que estar atento...y seguro que los chivos econtrarán, porque no habrá otra forma, su lugar. 



Así que entrenando el hombro y espalda, que luego el spinning XH me pasa factura. ¿Pero qué sería de nosotros, sin esos recuerdos frente a un mar bravío, robalo en mano?...


2 comentarios:

  1. El problema,Carlos,es que , por esa acumulación de calor que mencionas,quizás pasemos de la nada al todo.Dicho de otro modo,de una mar que no ''vale'' para nada,a otra pasada en exceso.Veremos.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Tranqui que pronto llega el movimiento, esperemos que no sea excesivo como el año pasado. Un saludo!

    ResponderEliminar