martes, 25 de noviembre de 2014

Entre tojos...

Y suena la frase tópica, más irónica que retórica: -“¡De dónde vienes así…!” que traducido al lenguaje del infeliz pescador felizmente retornado al hogar: “otra vez  a meterte en terreno peligroso, cualquier día… 

Como reproche más que como respuesta a un acertijo… en fin, sé que lo dice por mi bienestar. Pero sigo metiéndome en terrenos repletos de espino y tojo, que así es mi naturaleza, indomable y melancólica… 

Hace unas semanas tuve una buena ración, pero parece que me quedé con ganas...así que busqué un canal al que no hay acceso en su parte baja. No queda otra que pescar desde unos 18 metros, desde un borde repleto de tojo. Este arbusto, que goza de mi simpatía, simplemente porque son un rara avis, te hace muy complicadas las cosas. Usando una vara tan larga (que sin duda resulta, por otro lado, imprescindible) como una arcadia 7,50, todo son líos con esos pinchos tan afilados.  

Mira que llevo años pescando así, desde cantil alto, asomado al vacío y entregando mi alma. Gracias a esas horas impagables, he conseguido mantener una relación equilibrada de amor-odio que me permite aventurarme donde pocos pescadores posan su mirada. Y en estos spots, complicados de “manejar”, sé bien que los sargos comen confiados. 

No fue una excepción, tras un intento el sábado tarde comprobando que los peces estaban muy embalados. Ayer tuve un rato, ya de tarde, y fui a “tiro fijo”. No entraron a la primera de cambio; pero sí luego, que llegaron en tropel… 

Mucha satisfacción, con picadas constantes, luchas potentes (que lo son menos desde esa altura, gracias a la capacidad de la vara y a tantos metros de nailon) y recuperaciones con “dolor”.  

Tiro de la potencia de arrastre del carrete, pues desde estos encaramos no empleo utensilio alguno de recogida. O puede el carrete o bajas la vara y vas tirando de la línea. Así que todo depende de la fuerza del mismo.  



El Caldia 4000 se porta bien, pero parece empezar a dar muestras de agotamiento. Tengo un Daiwa Saltiga Game, una máquina que ya no uso para  spinning que voy a comprometer en estas aventuras. Y ese carrete sí arrastrará lo que sea. Porque remontar a piñón un sargo de más de 1,5 kilos es complicado, pongas como te pongas. 

Desde alturas, más si hay que conseguir cierta distancia en plano, prefiero emplear flotadores más bien grandes. Y como bajo, uso fluorocarbono, normalmente del 0,26mm para arriba (remontar un ejemplar de 1,5 kilos con un 0,23mmm ya es arriesgado, creedme) 

Muy importante conocer la calada, dónde lanzar el macizo (en caso de usarlo) y  cómo posicionarse de forma segura. Son posturas que nunca carecen de peligro y hay que moverse en una estrecha área. Los sempiternos tojos  pondrán tu paciencia a prueba. Por ello conviene estudiar los movimientos y siempre hacer los mismos, tanto al posar la vara como al cogerla para cambiar o cebar el anzuelo. 


Y nada, a disfrutar, que de estas jornadas muchas he tenido por suerte. ¡Y que vengan muchas más!





Voy a enlazar este vídeo. Es muy largo ( comparado con los que publico habitualmente). Muestra unos lances durante media hora. Lo hago pues durante el mismo realizo apuntes  acerca de la técnica. Evidentemente, responden de forma humilde a mi visión y experiencia personal. No están pensados para sentar cátedra alguna.  Lamentablemente no se escucha bien, dadas las limitaciones tecnicas.






15 comentarios:

  1. Muy bueno el vídeo y guapos sargos si señor desde una postura complicada . Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Por muchos sargos y años que pasen, la pasión por esta pesca es brutal, felicidad y disfrute asegurados. Como se te nota en cada clavada, en cada lucha, esperando esa hundida brusca...
    jaja como un niño. Un abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
  3. Que gozada ver el video causa mucha empatía.Tiene que estar "fino" el pobre Caldia.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Buena sargada si señor y muy currada, enhorabuena Carlos, saludos

    ResponderEliminar
  5. Magistral exposición, Carlos, desde un entorno donde o toxo pica na canilla, a brisa refresca a faciana, e o xargo morde de cando en vez.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Muy guapo lagun!!! Yo también gasto empatía de esa, jajajaja!!! Se agradece el vídeo hasta en duración. Pesca entre argoma en estado puro. En cuanto a nuestra praxis, aportar, que no solemos jugar con freno con ese diámetro de bajo y pescando desde esa altura con tanto seno y distancia de línea. Y yo creo q has sido objeto de comentario en alguna otra ocasión, pero no cambiamos anzuelo con cada captura tragada, hasta que no vemos el bajo rozado. Cosas veredes amigo Sancho. Un abrazo y saludos para el de la portada y CIA!!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, amiguinos.AHora una semana para descansar la espalda,je,je.

    Gorka, tú sí que sabes. Oye, siempre dejo una ventana ( carrete algo flojo) por si aparecen los papis y piden algo de línea. Pero normalmente, los sargos ya buenos no sacan ni un metro, la verdad, salvo cuando corren a fondo. Bueno, así les doy algo de aire sin forzar tanto. Además dejo tragar mucho, para evitar sueltas. Y claro, los anzuelos vienen dentro,,je,je...mira que sois, por ahorrar un euro, je,je,je...pal chacolí... Ya transmito abrazos a Pin, que tengo ganas de velo.

    ResponderEliminar
  8. Lo he visto de cabo a rabo, y sé que lo volveré a ver más de dos y tres veces más... Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compañero, pues pernsé que iba a ser un coñazo. Pero al menos sí que es natural como la vida misma. EL perrón del fibnal me ganó la partida, saltó el pick up ( el carrete está ya un poco machacad,je,je) y me cogió en bolas. Tomó metros y hasta luego lucas... Bueno, luego vinieron otros grandes, que taban por comer. Un saludo.

      Eliminar
  9. Eres un fenómeno Carlos, una pregunta, ¿no le pones hilo a la gamba?, la pones directamente al anzuelo y al mar???. un saludo y tremenda pescata. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uan Antonio, directamente, pues es gamba arrocera y entra perfecta. COn el langostino sí puedes fijarlo algo más. UN saludo.

      Eliminar
  10. Joder neno, a mi me da ya el vértigo desde esas alturas. Muy guapo el artículo y que sigan muchos más.
    UJn abrazote, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y uno mayor, compañero. Lagun, pues ya nos conoces. Pregunta a Lalo, lanzando la boya desde 70 metros, ji,ji...pero creo que ya nno estoy pàra esos trotes. COn 20 metros me conformo...tengo las lumbares que pa qué...

      Eliminar
  11. Qué bueno eres meu !!!! ... 33 minutos que saben a mar !!!

    ResponderEliminar