jueves, 30 de octubre de 2014

Sasuke 130 Goriki, muy bueno a priori





Sin haberlo probado, me pude volver literalmente loco buscando entre las colecciones de los creadores más afamados para encontrar plugs de características similares. Un Rudra 130 (O.S.P.)  es bastante más ligero (20 gramos);  el flash minnow 130 MR (Lucky craft), que era el primero que saltó en mi memoria, pues está por los 21 gramos…y son dos plugs que pueden presentar ciertas similitudes en cuanto a acción (actividad y profundidad) con este Sasuke. Habría que llegar a un SL Z 140 F para encontrar algo parecido.

Pero ahora lo tengo más claro, pues por su tamaño y capacidades lo veo más cercano al popular Aile magnet 125F que a otra “cosa”, aunque parezca demasiado. Pero este modelo encaja más en esta gama de artificiales concebidos para hacer frente a condiciones adversas.


 
De líneas compactas pero curvas suaves, predomina un perfil robusto pero nada tosco, muy al contrario. El típico labio IMA se ha modificado respecto al diseño presente en su hermano pequeño. Se ha optado por una superficie más cuadrada y espaciosa que a la postre definirá su enorme capacidad para desplazar agua y permanecer estable en una lámina baja. Basta ver la foto comparativa con el 120, cuyo canto inferior es más curvo.






No encontraremos innovación alguna, en un plug ya nacido hace dos años (septiembre 2012); es más, reproduce a la perfección lo que este fabricante nipón hacía entonces. Y hoy por hoy tampoco se atisban grandes novedades tecnológicas, salvo unas capas externas más actualizadas.


He optado por cuatro colores de los convencionales (colección original 2012), pero que suman versatilidad para afrontar todos los posibles escenarios:

-        006 Pink sardine: ya  sabemos de la idoneidad de estos tonos en los cambios de luz nocturnos
-        013 Makoiwashi Sardina: capa natural que irá bien en horas de luz
-        002 Chart back pearl, típica estampa para las noches oscuras
-        012 Konoshiro/Spotted shad: capa típica que imita capas naturales  del tipo cebos mujol y similares, también para día.








Dos bolas circulan por el ST en túnel arqueado. En la sección delantera hay otra bolita que equilibra señuelo en posición de natación. Nada nuevo bajo el sol.




Medidas técnicas:


Lance: emplearé un equipo M (Daiwa  Morethan 121 M-W//Daiwa Certate 3012H// Daiwa PE 0,16 mm Torunament 8X) y un testigo habitual (SLS 17 F-G) comparándolo con un Flash minnow 130 MR, un Zip Baits ZBL 135 F Boon (130mm // 24 gramos y muy bueno en este apartado técnico) y dos hermanos de gama (Sasuke 140 F // Sasuke 120 F).





Relaciono datos respecto a cuatro lances. No hago la media sino que destaco el más largo:


Sasuke 130 F Goriki: 68

Sasuke 120 F: 56

Sasuke 140 F: 64

FM 130 MR: 60

ZBL 135 Boon: 70

SLS 17 F-G: 76



 Excede los 25 gramos declarados. Monta dos triples ST 46 del número 2, que serán suficientes.

 Sasuke 140F

 FM 130 MR

El peso es determinante. No son marcas que hagan del Sasuke 130 un señuelo definitivo, pero en la prueba ha lanzado más que el Sasuke 140 F, mucho más ligero pero con un diseño estilizado. Pero bueno, éste último tampoco me ha dado un resultado extraordinario.


Acción: Haré un vídeo, aunque lo que destaca es una gran actividad W&R y mucha capacidad de retención. Se nota de forma contundente en la vibración del tip. Es muy estable y hasta la misma orilla mantiene su trayectoria.

Contundente propuesta, que debería haber probado antes, pues muestra excelente capacidad para aguas movidas y corrientes.













 

miércoles, 22 de octubre de 2014

Shore Line Shiner 17 F 2014 Vs 17 F-G 2008 ¿diferencias?



De momento no alcanzo a hilar tan fino como para encontrar diferencias entre las dos versiones. A expensas de realizar un estudio que defina su comportamiento frente a un aire en contra (aspecto en que el sistema de transferencia no demuestra el equilibrio preciso), diré a priori que me parecen el mismo señuelo.




He realizado pruebas de lance, ayer mismo, en una tarde noche sin apenas viento. Empleando un equipo H (sobredimensionado para el rango de peso del SLS17) han salido resultados -8 lances cada uno- similares en ambos modelos:

(PE # 2.5 –Saltiga 4000H-Shimano Aspire 300H)

Shore Line Shiner 170 2014 SL F:        56-59
Shore Line Shiner SL 17 F-G:               56-60

Si solo hemos visto, tras casi siete años de vigencia del modelo top de Daiwa, unos cambios formales, pues la verdad es que me ha defraudado. Evidentes son:

-Incorporación –tardía- de nuevas capas: las 3G ya se vieron desde 2012 en modelos de la gama Shore Line, así que no son nuevas; las SG (Glitter), que son las que he adquirido, pues tampoco aportan demasiado a sistemas tan tradicionales de imprimación con purpurina…
-Nuevo envase, de tamaño más reducido
-Nombre impreso en dorso, no en zona ventral distal.



Y ¿se acabo?...pues en tanto y cuanto no pueda confirmar si ha cambiado algo el diseño interno, y que de ello se deriven mejoras técnicas no evidenciadas en la prueba, pues diría que Daiwa ha empleado hasta sus últimas consecuencias el dicho “si algo va bien para qué cambiarlo”.

Triste solución para un señuelo que precisaría una revisión de su ST para mejorar el lance  en malas condiciones, incluso a costa de reducir su capacidad  para ejercitar una acción tan increíblemente lograda.

Evidentemente no quedará así este estudio, para un plug que uso tan a menudo y que se ha caracterizado por su espectacular capacidad para captar la atención de la lubina.


domingo, 19 de octubre de 2014

Buenos son sargos...





No atino con nuestra principal protagonista. He intentado, con mares y calmas, dar con los lugares donde debían estar, pero no fue así. Y cuando paso una corta temporada divagando, se me enciende la pasión por la disciplina que, junto al spinning, más me satisface: el sargo con flotador.

Hoy he puesto la cámara, para acomprobar que no grababa porque tengo la tarjeta llena. Bueno, en la próxima ocasión grabaré un vídeo, para intentar amenizaros un domingo cualquiera.




Comían con ganas, llevando una y otra vez el cebo. Disfruté de lo lindo, algo que es frecuente -casi me atrevo a decir que redundante-con los sargos y casi imposible con nuestra reina.




viernes, 17 de octubre de 2014

Esperando...

Esperando mejoría en el tiempo, esperando disponer de tiempo libre, esperando el milagroso advenimiento de las añoradas lubinas…siempre esperando, pero no desesperando. ¡Todo se andará! 


Estoy en la duda acerca de probar la talla 220 (con cabezas de 30 y 60 gramos) del Crazy sand eel (Fiiish). Probada la versión 150mm, que me parece soberbia en cuanto a la acción, me queda la duda que ha sido certeza, tanto como para dejar de emplear este soft desde la costa: la difícil fijación. 
 
Es un detalle de suma importancia, ya que someteremos a lances vigorosos el artificial. Por más que lo he intentado (con todo tipo de pegamentos), se acaba separando. Es un inconveniente que puede parecer menor, pero que a mí me disgusta profundamente. 

Si alguno de vosotros ha encontrado la forma definitiva de unir cabeza y cola se los agradecería mucho. 

Aún con todo, al final me he decantado por testar –en las aguas gallegas y asturianas de invierno- este soft. Veremos cuáles son los resultados, teniendo en cuenta que busco efectividad, algo que estoy encontrando con softbaits tan económicos como el Biga (Caperlan). 

Y sí, más allá de modas o campañas publicitarias, hemos de buscar un acomodo entre economía de adquisición y eficacia. Lo demás son palabrerías… 




Me vienen unas unidades del Sasuke 130. No sé cómo no me había hecho antes con este plug. Nacido ya en el último trimestre de 2012, para mí es nuevo. He comprado colores fundamentales, pues la serie especial 2014 solo la localizo en tiendas japonesas y no tengo ganas, una vez más, de pasar por trámites aduaneros. 

El Sasuke 130, con 25 gramos, me suena a éxito garantizado en las aguas norteñas. Es un MR que deseo comparar con el Flashminnow 130, entre otros plugs de este tipo. 

Si añadimos potencia, estabilidad y más metros a un Sasuke 120 (increíblemente efectivo) no os digo nada más… 


Y estoy a punto de recoger la “cajita” donde vienen los nuevos SLS 17 2014. Deseo ardientemente realizar pruebas de campo, pero con este tiempo no sé si será posible conseguir datos fiables. Habrá que esperar a un día sin viento, algo milagroso en esta estación…




130 euros (factura + costes envío) pasan invariablemente por aduanas.  Con los costes (IVA+ tramitación=45,6 euros en este envío, a pagar en correos a la recogida) salen exactamente 175,6 euros.  Impresionantes costes, que disuaden a cualquiera, que parece ser lo que se busca. Pero me pregunto ¿qué hacemos para conseguir productos que en España no se van a distribuir? Pues comprar en origen y aceptar estos impuestos elevadísimos, cómo no…

O sea, un 35,07 del valor…¡Ahí queda!


Son 8 unidades, pero 4 de ellas  muy rebajadas en origen (a 1500 yenes, unos 11 euros). Dividiendo salen a unos 22 euros. Si las compramos a precio regular tienda japonesa es para pensarse en comprar fuera, pues sólo en compras elevadas merecerá la pena.

¿Entonces? a esperar rebajas importantes y comprar por debajo de 150 euros para evitar aranceles…Así que me privo de "lujos" para poder comprar algún señuelo, y reconozco mi suerte, cuando hay familias que ni tienen para comer, un hecho que hay que denunciar en un país donde la corrupción campa a sus anchas.



Como veis, es lo que se me pasa por la cabeza en estas semanas, pues para nuestra forma de entender el spinning otoñal tampoco he visto demasiadas novedades dignas de mención. Un saludo de un colega con un “mono” de pesca impresionante.

martes, 7 de octubre de 2014

"El pedrero inerminable"



En el atardecer centelleante de esos días de vendaval sin agua, adoro esos cantos dorados. Como si de una bola mágica se tratase, paso mis manos por encima, disfrutando de ese calor mineral alimentado durante unas horas. En general, me encanta abrazarme a rocas, piedras, cantos gigantes y peñascos. Una mineralofilia que no me viene de ninguna formación especializada; más bien de una vena interna sentimental, que me une, como el oso a su madroño, a todo lo que es puro y eterno.

También entablo relaciones de amistad - y profunda reverencia- con toda suerte de  árboles, arbustos y plantas. Mi hijo se lo toma como algo normal, pues con tres años estrechar la rama de un abedul es algo cotidiano, tanto como  ponerles un nombre ( para lo cual se me llega a acabar el Santoral).

En los pozos vemos los sarguitos, los escurridizos blénidos, las saltarinas quisquillas y gozamos de la belleza de anémonas y algas de todo tipo. Y da gusto saber que los balanos nos ofrecen un rugoso tapiz que impide que estemos dándonos tortas cada momento. Son un sistema anti-derrapaje increíblemente efectivo. Los pisamos, a sabiendas que algunos se dañan, y eso no me gusta, pero…


Luego viene una lubina, o un sargo, prendidos en el anzuelo, y los mato, literalmente...comportamiento muy contradictorio, lo sé. Es así, hay algo dentro de mí que me lo permite y perdona, he de reconocerlo.Y aquí está mi límite, pues no gusto de satisfacer mis profundos genes agonísticos a base de dar captura a piezas ni de pelo  ni de pluma.


Empezar con el sol a la espalda, en alba inmaculada de julio; emprender el camino por este pedernal, persiguiendo la parábola solar hasta el crepúsculo; repetir otra vez, otra más…imagínense que nunca se acaba, hasta el infinito de la propia muerte. Es uno de mis sueños de referencia, que sin lugar para la duda tiene conexión con cierto desequilibrio sináptico, vamos, con una locura manifiesta. Pero es así, un pensamiento, o el titulo de una película: “el pedrero interminable”.

Porque todas las playas, pedernales y cantiles que he caminado, que son muchos y variopintos, acaban en algún punto. No sé, te metes en ese mortecino proceso de ascenso y descenso, de saltos de una roca a otra, de ese arenal en que te entierras…y una mezcla de cansancio y la llamada a la realidad de la vida te hacen abandonar. Hablo del sueño, de la idea  en sí misma, del poder del deseo que no se acomoda a las estrechas costuras del cotidiano devenir, ¡maldita sea!


Sueño con los ojos abiertos, en ese roquedal infinito, repleto de posturas donde paro y pesco, donde siempre encuentro nuevas oportunidades en un escenario nunca hollado, donde me convierto en un híbrido entre mineral y mar, dotado de un cuerpo capaz de regenerarse por la noche, con mi caña de pescar siempre a punto. Y dieta de percebes, mejillones, algas y peces…y agua pura de manantial para beber, ja, ja…

sábado, 4 de octubre de 2014

Soledad y "solitarias"



La vida pasa rápido, empieza el colegio. Las semanas seguro que serán un suspiro. Y Emilio crece a toda prisa. Menos tiempo para pescar, pero lo necesito. Es ese espacio personal, al que no renuncio.

Hoy fui con ganas. Un alba incierta, por causa de un cielo muy tapado. Mar de fondo, peligroso. Y una serie de spots de lo mejor que se puede encontrar en la costa gallega.

Pasé a unos bajíos a primera hora. Lance tras lance. ¡Un ovillo, con poco trenzado en la bobina! Menos mal que fui previsor y llevaba una bobina de  8x Tournament…


 No parece que quieran meterse en sus comederos de orilla. Lance tras lance, mirando mucho el mar. Un buen tirón y vengo con una lubina ya bonita, que se suelta encima de la piedra.



Sigo, dando lances a diestro y siniestro. Busco buenas posturas para el fuerte mar que hay. Encuentro un spot donde varias lubinas pequeñas le entran al SLS 17. Empieza a llover.



Me echa el tiempo, ya con el cuerpo cansado. En casa hallaré cobijo, calor y…a ver si mañana puedo madrugar y probar otra vez...

Mucho espacio, escasez de peces y de pescadores. Robalos vendrán…

miércoles, 1 de octubre de 2014

Esperando al SLS 17 F 2014


Estaba entretenido buscando información acerca de la versión 2014 del SLS 17 F (ahora sin la "G"). Hasta probarlo -algo que pronto haré- no puedo determinar si ha mejorado ( hablo sobre todo de equilibrio y aplomo, porque la acción es "casi" inmejorable)



El Sistema de transferencia es el típico de la serie SLS. El segundo contrapeso es de bronce, no tungsteno. La guía sobre la que circulan en conjunto con los amortiguadores, aseguran un tránsito silencioso de los cilindros. Falta saber si hay cambio en la configuración de pesos de ambos, algo que era importante para mejorar estabilidad en lances contrarios al viento ( efecto hélice), un punto débil del SLS 17 F-G. Lo veremos.


http://all.daiwa21.com/fishing/item/lure/sea_le/sls_sl170f/index.html

Encontré este cuadro (típica escala de distancias según modelo), que se me había pasado entre tanta información Daiwa. Mirad el enlace.

http://daiwa.globeride.co.jp/chart/seabass_shore/index.html