domingo, 25 de enero de 2015

Tarde sarguera.



¡Mira que estaba buena la mar! Pero ¡maldita sea la estampa!, por esta zona no aparecen…así que preparé una partida al sargo.



Elegí una zona de costa baja, entre playas. Pesqué bien, hacia unos bajíos que cierran por detrás a media marea. Los sargos entraron en su momento, cuando el agua tapaba los canales.



Ni me enteré cómo, pero tuve la típica incidencia de la rotura parcial de la puntera. Y hoy por hoy no llevo el kit que siempre me acompañaba y que recomiendo ( varias anilas, mechero y palito de cera...) así que apreté bien la anilla última deslizante y corté el tramo sobrante. Aún así,  tuve que maldecir todos los santos, por los enredos de la línea en el puntal tronzado... adaptarse o morir... 





Fueron picadas seguidas, hasta que tuve que salir. Pude aguantar más tiempo, pero  para qué forzar situaciones, no quiero sustos.

Y aún tenía más oportunidades, que aproveché hasta que literalmente no veía la boya. 




Pesqué con la arcadia 7,30, con bajos de fluorocarbono FXR de 0,23mm, anzuelos mustad 515N 1/0  y con gamba arrocera, vamos, todo una “innovación”, je, je…


Si algo es perfecto, por qué cambiarlo…




Un saludo.






2 comentarios:

  1. Grande Carlos como siempre, como luchan esos perrones ehhh!!!!! Pero con la arcadia es fácil luchar contra ellos jejej,saludos amigo

    ResponderEliminar
  2. Bonitas puestas Carlos y con sargos, así que bonita jornada. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar