miércoles, 24 de junio de 2015

HGS Vs AR-C





No sabría poner uno por encima del otro. Haciendo medidas que comparan las prestaciones en distancia con el peso del señuelo, el Shore Line Z 140LD-S sale mejor parado, pues acaso sea el plug más lanzador del panorama actual. Son unos 28 gramos frente a los 32 gramos del Silent Assassin 160F, mucha diferencia  que no se traduce en más prestaciones para el ingenio de Shimano.

Los dos sistemas de transferencia de masa están en la vanguardia de lo que hoy por hoy se está llevando a cabo en el mundo del diseño de señuelos.

Ambos emplean el émbolo cilíndrico montado sobre una guía de acero. El AR-C se contrae mediante la interposición de un muele helicoidal que se comprime durante el momento del lance gracias a la inercia primaria y la fuerza centrífuga subsiguiente.

El HGS ( Hold Gravity System) de Daiwa contiene también un cilindro que se desplaza de manera simple, por gravedad.

El AR-C se sostiene, durante fase de natación, por la propia estabilidad y tensión del muelle ya recuperado y por un tubito plástico que limita el acceso hacia la parte delantera, dejando el émbolo en una situación óptima.

EL HGS retiene el cilindro mediante una pestaña en forma de seta invertida. Aquí hay algún  problema pues  no acaba por retener de la misma manera en todas las ocasiones.

Vemos fotos y comentarios que aclaran algo un tema tan interesante.


HGS


 En teoría incorpora dos topes amortiguadores, pero en esta unidad no los he visto, pese a que fue abierta con cuidado.  Hay una placa basal que da un mejor balance.


 En la posición delantera, la pestaña superior retiene con suavidad el émbolo.





AR-C








 El pistón principal es un poco más pesado en el Z-140










No hay comentarios:

Publicar un comentario