miércoles, 5 de agosto de 2015

Robalo por necesidad



La retirada no es una opción que plantee, al menos por ahora; intuyo que al final, nunca lo dejaré. La verdadera enfermedad se ha adueñado tanto de mis entrañas, me dirige y ha tomado posesión de mi ser de tal manera, que toda la suerte de adversidades que puedan ocurrir parecen estar condenadas a fracasar en el perverso intento por socavar mi estado pasional.

Ni mis recurrentes lesiones articulares, que son un síntoma del natural envejecimiento que se ha de afrontar; ni las responsabilidades de la vida, que hurtan tanto tiempo al contacto con el mar; ni siquiera los periodos tan secos como ingratos del estío, que tanto limitan las expectativas…

Nada, nada tumbará esa efigie marmórea de pescador atrevido, resuelta a salvar esos bloques milenarios para acceder a esa postura pretendida. Aguas salvajes de bestia interna, aristas hirientes entre fecundos e ignotos parajes lubineros; ese es el ambiente, pongan ustedes la música...
 
Un mar tan apoltronado tenía que empezar a moverse, aunque fuera momentáneamente. ¡Menuda canícula del demonio! ¡Cómo esperaba el cambio de céfiro, la mar de fondo, el frío, el nervio ante esa resaca, esos bajíos rodeados de vivificante espuma!

Así me encuentro, en mi “salsa”, apurando la manufactura de un nudo FG entre un YGK G-soul Up Grade PE #1.5 y un Varivas shock leader fluorocarbon 30lb #8…datos que quedan para nosotros, amantes de horizonte y de la técnica más purista.

El previsible crecimiento del oleaje me impulsa a decidirme por una caña tal vez sobredimensionada para la época estival. Pero conozco bien las posturas  que pretendo explorar y hay un par de lances para cuya buena factura no sobran los 3,6 metros de la Palms Rera Kamuy RSTS 126 H+. Una espléndida caña para especialistas en heavy spinning desde zonas abruptas, grupo de “locos” entre cuya camada me siento como en casa.



Mirar con tiempo la mar, sin agobios, deseando que todo vaya lento y esperando, a la postre, una respuesta robalera. Así comienzo mi camino hacia ese promontorio, desde donde saldrán al viento mis primeros señuelos…
 
La costa presenta la característica “invasión” que las algas maduras realizan en la estación cálida. Este evento, no por previsible deja de constituir un claro agravante que dificulta (hasta en ocasiones imposibilitar) nuestra opciones de pesca.

Lancé y repetí, hasta la tumefacción de mi maltrecho hombro. Y obtuve respuesta al señuelo estrella de la temporada, cómo no el Biga 4,5 mackerel  (color tristemente agotado…) No he contabilizado los robalos que he prendido con este soft, pero creedme que muchos, muchos…





Y como sucede a lo largo de estos meses, pues no sucede nada más interesante, si salvamos la suerte de poder asistir nuevamente al espectáculo suministrado por los fotones solares, que dotan a los bajíos de esos tonos barrocos que me dejan estupefacto, y  eternamente enamorado de la costa…


20 comentarios:

  1. Mucha salud te deseo Carlos, para seguir velando por tu fina cristalería.
    Enhorabuena por el enésimo robalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, alex y un saludo. A ver con este cambio si agosto adelanta una buena temporada.

      Eliminar
  2. Enhorabuena por el robalo y por la jornada Carlos, este finde ya empezaron a repuntar por fin las capturas y con buenas piezas que dieron la cara, no dejaban de llegar fotos...casi todas en playa, ya tardaban en llegar, esperemos que se queden un ratito por lo menos y disfrutar mucho de ellas, un saludo amigo y felicidades por esa tenacidad tuya

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ricky, bien sabes que como está la pesca desde costa eres un tanto esclavo si quieres resultados. Recupérate pronto y leña al mono.

      Eliminar
  3. Ya tocaba!! A base de insistencia y un poco de espuma necesaria. Parece que se activaron o algo que todos estais empezando a sacar. Que vengan más pronto.saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo,marcos. A principios junio pesqué un par buenas y luego fu fu...en julio nefasto tal que la segunda quincena no quise ni mirar el mar . buenos, es que hay, la foera al acecho esperando su oportunidad. Je,je. Un saludo para las antípoda, si estás por ahí. Que veo cómo te lo pasas en el paraíso. Aunque si me conoced un poco, mi paraíso está bien cerca, en los cantiles y playas de nuestro querido terruño.

      Eliminar
    2. Sí marcos, por esta costa cuesta un huevo dar con ellas, esperó que mejore pues muchos capotes, aunque lo llevó bien, será por insistir, ja,ja. Saludos a las antípodas que veo con agrado cómo te lo pasas.

      Eliminar
    3. En mi opinión, y como suelo decir, cada sitio tiene su encanto, sus cosas buenas y sus cosas malas y lo único importante es disfrutar, o intentarlo, estés donde estés. El paraíso es relativo a cada uno, a sus gustos y a la etapa de su vida. En cuanto a las lubinas, mis compañeros yendo en lancha lo mismo, en junio parecían que empezaban pero julio fue muy malo, mucha pequeña, pero fue llegar agosto y ya empezaron a sacar más. Saludos!!

      Eliminar
  4. Yo tomo pastillas de colágeno cuando tengo la crisis de artritis y me va bien
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Evaristo. A ver es septiembre cómo tengo todo. Un saludo.

      Eliminar
  5. Me alegro Carlos que sigas insistiendo, pues a veces dan ganas de abandonar como bien dices, pero seguiremos bajando al cantil mientras el cuerpo aguante. Mi enhorabuena por el robalo que seguro te alegro el espíritu . Un saludo y a pescar por muchos años compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pepe, con tal que pueda ir, aunque sea a medio gas, me conformó. Aproveché la juventud juventud pero quiero más, ja,ja.

      Eliminar
  6. Esperemos Carlos que este robalo solitario, sea una buena señal de que al final asomen las robalizas por la costa. Ahora mismo hemos tenido fuerte mar de fondo lo que ocasionó, como dices problemas de algas, pero creo que había en exceso, en mi zona en bajamar era imposible pescar.

    Enhorabuena Carlos! el que insiste suele tener recompensa.


    Un saludo desde Caión y por favor deja pasar un tabón como el de la foto para mi zona jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver estimado Miguel, que esto se está poniendo muy complicado. Amigo, si nos dejaran virgen un tramo de costa cómo lo íbamos a pasar. Pero hay una exagerada presión, día y noche y la lubina lo nota. Un saludo y a seguir bien.

      Eliminar
  7. Enhorabuena por ese robalo Carlos. Muy guapas las fotos

    ResponderEliminar
  8. Gracias, pelayo. A ver este mes si entran por la tierrina, que las tamos esperando.

    ResponderEliminar
  9. No sé que coño pasa con mis comentarios,que a veces se pierden en el limbo,como debió ocurrir en este caso,pues escribí uno ,el mismo día que publicaste la entrada. En fin,enhorabuena por ese robalo,Carlos.Agosto se confirma ,una vez más,como mes eminentemente robalero ,pues ya sois varios los colegas que dais cuenta de capturas de cierto porte..Esperemos que no sea algo coyuntural,y marque el inico de una tendencia.

    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  10. He encontrado el Biga 4,5 en un dechatlon cerquita de mi casa . color maquerel . en concreto en Onda Castellón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alguno tiene que haber, pero desde las tiendas no envían a domicilio. Estoy a punto de conseguir, gracias a un joven portugués, unos cuantos. La verdad es que me ha dado un resultado soberbio. Un saludo, Evaristo y gracias por información.

      Eliminar
    2. Alguno tiene que haber, pero desde las tiendas no envían a domicilio. Estoy a punto de conseguir, gracias a un joven portugués, unos cuantos. La verdad es que me ha dado un resultado soberbio. Un saludo, Evaristo y gracias por información.

      Eliminar