sábado, 10 de octubre de 2015

Esperando las cada vez más escasas ocasiones para sentir un buen roballo al otro lado de la línea.

Mi tierra materna no está siendo generosa. Los barcos de pesca llegan a la lonja con lubinas. Pero a tiro de señuelo no hay muchas, algo extraño ahora que los mares vienen de poniente.

Es este un sentimiento que sólo en parte neutralizan las experiencias recientes por tierras ferrolanas, que me regalaron piezas estupendas.

Pero no todo el monte es orégano, así que sigo complacido al poder compartir efímeros momentos con los vientos, la espuma y el grácil vuelo de las aves marinas.




11 comentarios:

  1. Es tremendo,Carlos.Llega a desmoralizarte.Hoy a la mañana,entre tres pescadores,en una zona antaño eminentemente lubinera,y con la mar que no estaba para tirar cohetes,pero tampoco estaba desgraciada,todo el botin se redujo a 2 pequeñajas,de las que una no daba la talla,y la otra la daba apenas (C&R,of course),y un par de presuntos ataques fallidos.Y así,un día tras otro.Y lo curioso es que,como dices,lubinas llegan a las lonjas,de lo que cabe deducir que la raza no se ha extinguido,pero...Lo dicho,desmoralizante.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Ye así, justo. Vengó de tapia y nada de nada. Ya jodido, pero arribaran, cuando quieran. Un abrazo, nin.

    ResponderEliminar
  3. Ye así, justo. Vengó de tapia y nada de nada. Ya jodido, pero arribaran, cuando quieran. Un abrazo, nin.

    ResponderEliminar
  4. Ye así, justo. Vengó de tapia y nada de nada. Ya jodido, pero arribaran, cuando quieran. Un abrazo, nin.

    ResponderEliminar
  5. Ye así, justo. Vengó de tapia y nada de nada. Ya jodido, pero arribaran, cuando quieran. Un abrazo, nin.

    ResponderEliminar
  6. Esa cara lo dice todo jaja. Suerte en las siguientes!!

    ResponderEliminar
  7. Ja,ja, enfurruñao...ya vendrán. Saludos, marcos.

    ResponderEliminar
  8. Desde playa a surfcasting ta saliendo algún buen aparato, pero a spinning hace tiempo que no las huelo.
    Y si no, vuelta a los diplodus.
    Un saludo maestro.

    ResponderEliminar
  9. Muy buenas Carlos; Sobre los barcos de pesca , es una vergüenza las redes las largan donde le da la gana , este verano escuche que los barcos de la sardina ,tiran una especie de explosivos ,que deja el pescado aturdido, y largan redes llegando a coger asta 40 mil kilos de lubinas, espero que no sea cierto, para ponerse a llorar una verdadera pena. Apertas Beren

    ResponderEliminar
  10. Regresar a casa con el cuerpo machacado de tanto lance, de tanto pateo en cantiles y pedreros, impregnado de sal y viento ,tambièn tiene "su rollo" poètico; por lo menos para mì. Seguiremos acechàndolas.Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  11. Buenas. La primera foto buenísima, ja, ja.
    por mi zona ya hace mas de un mes que las veo buceando y cerquita de la orilla, pero vareando no entra una, no sé....
    saludos.

    ResponderEliminar