miércoles, 25 de noviembre de 2015

Sigo sin encontrar respuesta. El aire viró a cuarto cuadrante, intenso, fresco y contumaz. Pero el mar dejaba pescar. Los lances contra el noroeste, complicados.

Aquí se ve el talón de aquiles de muchos señuelos. El volumen y superficie de fricción y una relación alta entre peso total y peso del cilindro que conforma el HGS, son impedimentos.

No me esperaba demasiado. No podemos comparar un heavy Z LH 150  con un slim como el 175 flyer ( tan bueno en contra del viento) Son dos "mundos" diferentes.

El vuelo se ve muy frenado. Pero cuando el aire le da de perfil vuelve a convertirse en un buen lanzador.

Todo no se puede tener...


No hay comentarios:

Publicar un comentario