domingo, 10 de julio de 2016

Ayer por la mañana era buen momento. Pero no soy quién a madrugar. Fui por la tarde a dar una vuelta por el Seixo blanco.

Mar de fondo que, invariablemente, revuelve las algas y dificulta la pesca. Por estos lares no tuve opción y me dediqué  a contemplar el paisaje, de cuya belleza apenas puedo dar testimonio con estas fotografías.

Hoy domingo llueve, pero lo intentaré  nuevamente...
















2 comentarios: