viernes, 5 de agosto de 2016

Ayer le di otra oportunidad a los óleos. La marea me dejó pasar, ya tarde. El crepúsculo, maravilloso;las roballiza, desaparecidas...












4 comentarios:

  1. Pues viendo el panorama la fiesta prometía... No sé cómo pudieron faltar las pibas al guateque...

    ResponderEliminar
  2. Animo Carlos! Seguro que en breve una de las buenas te hace sonreir!

    Preciosos estos paisajes!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Preciosas fotos, Carlos, algo a lo que ya nos tienes habituados. Con esas condiciones alguna buena seguro que merodea las piedras.
    Por cierto, me encantaría ver una pequeña review del Saltiga, después de un -me imagino- uso intenso, pues, si todo va bien, será mi carrete para las próximas temporadas.
    Un saludo y buena pesca compañero.

    ResponderEliminar
  4. Intentaré visitar los óleos en septiembre, aunque sea sin vara en ristre, me parece un lugar fascinante..espero que a la parienta no se le antoje ir a las qimbambas o a la cochinchina..un saludo

    ResponderEliminar